¿Cómo conocer la velocidad de tu PC?

¿Tu PC se ha vuelto más lento? ¿O quizás sólo es tu imaginación? Puedes descubrir exactamente cuán rápido es tu ordenador a través de un benchmark. Pero, ¿qué pruebas deberías realizar? Te explicamos en diez pasos cómo evaluar el rendimiento de tu PC.

¿Sabes cuáles son los programas adecuados para esta tarea? En este artículo te presentamos seis herramientas de benchmark gratuitas que llevarán al límite tu CPU, tu disco duro y tu tarjeta gráfica.

ATENCIÓN: Estos consejos no son exhaustivos y no son un sustituto válido para una evaluación técnica en profundidad. Por ejemplo, Microsoft ofrece una guía para evaluar el rendimiento que puedes leer aquí: Performance Testing Guide for Windows.

Antes de las pruebas – Instalar, actualizar, reiniciar

1. Descarga, instala y verifica los programas necesarios

En primer lugar, descarga el programa de benchmark. En este artículo te presentamos seis programas prácticos y gratuitos. Para nuestra prueba utilizamos PCMark 8.

Instala el programa elegido y verifica que se ejecute sin problemas ni mensajes de error.

2. Instala las actualizaciones de Windows y desactiva las actualizaciones automáticas

Instala las últimas actualizaciones mientras Windows se encuentra en su estado normal y todavía es posible lograr un mejor rendimiento. En el campo de búsqueda del menú Inicio escribe Windows Update y pulsa en el primer resultado de la lista. Si lees la frase Windows está actualizado, no es necesario hacer ninguna actualización. De no ser así, pulsa Buscar actualizaciones para el equipo para instalar aquellas que faltan.

A continuación dirígete a Cambiar la configuración. Debes desactivar las actualizaciones automáticas de Windows – si una se instala durante el benchmark afectaría los resultados.

3. Selecciona el plan de energía Equilibrado

Para que el rendimiento no se vea alterado debido al plan de ahorro de energía, selecciona la opción Equilibrado. El menú de configuración se encuentra en Inicio > Panel de control > Opciones de energía.

4. Verifica que todos los componentes funcionen correctamente

Una tarjeta gráfica, o cualquier dispositivo, con controladores inapropiados generará resultados erróneos. En Panel de control > Sistema > Administrador de dispositivos podrás ver un detalle de todos los componentes de tu ordenador. Aquellos que no funcionen correctamente estarán indicados con un signo de exclamación amarillo. Microsoft ha publicado un tutorial en el cual explica cómo encontrar y corregir un controlador defectuoso.

5. En la medida de lo posible, desconecta todos los dispositivos externos

Discos rígidos externos, impresoras, ratones, teclados y otros dispositivos externos influyen sobre el rendimiento del sistema. Si es posible, desconéctalos todos antes de comenzar la prueba.

Aclaración: Hacer la prueba en ordenadores que están funcionando desde hace un tiempo considerable. Obviamente, un flamante ordenador nuevo funcionará más rápido, pero esa situación no se corresponde con el uso diario. Microsoft recomienda realizar un benchmark en ordenadores que hayan sido utilizados normalmente durante al menos un mes.

La prueba – Reiniciar, reiniciar, reiniciar

6. Reiniciar una y otra vez

Antes de comenzar la prueba debes reiniciar tu PC y concluir todas las instalaciones que hayas realizado, por ejemplo la del programa de benchmark. El programa Passmark Rebooter te será de gran ayuda, ya que permite programar reinicios automáticos. Al reiniciar también puedes fijar el tiempo de espera para que se cierren todas las aplicaciones ejecutándose en segundo plano – en nuestro ejemplo, 150 segundos.

Wie schnell ist mein PC? So misst man die Rechenleistung richtig

7. ¡No toques nada!

Mientras se lleva a cabo la prueba no podrás utilizar tu PC.

8. Guardar y volver a empezar

Cuando la primera prueba haya terminado, guarda o toma nota de los resultados. Asegúrate de registrar también los dispositivos y el programa de benchmark, lo cual te permitirá hacer comparaciones posteriormente. A continuación, reinicia el ordenador al menos tres veces más.

Ejecuta la misma aplicación de benchmark y nuevamente guarda los resultados. Es necesario repetir este proceso tres veces para poder extraer conclusiones significativas.

Después de la prueba – Las comparaciones son útiles

9. Calcula los promedios

Calcula los promedios de todos los datos guardados. Estos valores representan el rendimiento de tu ordenador de acuerdo al benchmark aplicado.

10. Comparte tus resultados en línea

La inmensa variedad de PC existentes resulta ideal para hacer comparaciones en línea. Utilizando los resultados del benchmark podrás descubrir la verdadera velocidad de tu PC. Crea una cuenta en el sitio de la compañía desarrolladora de PCMark 8, Futuremark, e inicia sesión. También podrás comparar específicamente tus pruebas con aquellos benchmarks que tengan otros componentes de hardware.

¿Y ahora? Cierra procesos inútiles y utiliza programas de optimización

Si el benchmark no te ha brindado resultados satisfactorios, lee nuestro artículo sobre los 20 procesos de Windows que puedes cerrar. Alternativamente, también puedes darles menos prioridad a ciertos procesos y utilizar programas de optimización, tales como CCleanerTuneUp UtilitiesGlary UtilitiesWinOptimizerSystemOptimizerAvira System Speedup.

Artículo original de Softonic DE. Adaptado del alemán.

Cargando comentarios