Simula otro navegador para navegar mejor

Los sitios web miran qué navegador usas para cargarse correctamente. Pero a veces es útil decirle a una página que tu navegador es otro. Falsificar el “carnet” de tu navegador es legal, sencillo y seguro. Te explico para qué sirve y cómo hacerlo.

Los navegadores se identifican a sí mismos a través de un agente de usuario (User-Agent), que es un pequeño texto que describe el navegador, su versión y el sistema operativo, así como detalles adicionales, como las extensiones o el idioma del navegador.

Este, por ejemplo, es el User-Agent del navegador Google Chrome cargado desde Windows 8:

Mozilla/5.0 (Windows NT 6.2; Win64; x64) AppleWebKit/537.36 (KHTML, like Gecko) Chrome/32.0.1667.0 Safari/537.36

Fíjate que por razones históricas y de compatibilidad, Chrome se identifica primero como Mozilla. Luego, dice qué sistema operativo usas, qué tecnología emplea el navegador y, finalmente, el nombre y versión del navegador real.

Esa elaborada tarjeta de presentación es la que Chrome gasta para presentarse en Internet, y es la que sitios como Gmail o Facebook emplean para modificar su aspecto y funciones para que no aparezcan errores o anomalías.

¿Para qué sirve hacerse pasar por otro navegador?

Cuando simulas la identidad de otro navegador no estás cargando las páginas como lo haría ese navegador, sino que únicamente estás pasando información falsa a los sitios web, que te enviarán los datos apropiados para el navegador que afirmas ser.

Esta maniobra, conocida en inglés como user-agent spoofing (de “spoof”, que significa “engaño”), se usa en todas aquellas situaciones en las que te interesa cargar una página web de forma distinta, para obtener unas ventajas que de otro modo no podrías conseguir.

Por ejemplo:

  • Cargar las páginas con un estilo más simple y rápido
  • Cargar las versiones móviles de los sitios web
  • Cargar versiones antiguas de tus sitios favoritos
  • Añadir funciones exclusivas de otras versiones
  • Quitar publicidad y proteger tu privacidad

Un ejemplo de spoofing es el que lleva a cabo la extensión Old Compose para Chrome, que carga la antigua interfaz de Gmail haciendo que Chrome pase por Internet Explorer 8. El mismo truco puede usarse para volver al estilo clásico de Yahoo! Mail (y dejar el nuevo).

¿Cómo se cambia el User-Agent del navegador?

Cambiar el agente de usuario del navegador para hacer pasar por otro es muy fácil. Para ello solo necesitas una de estas extensiones, dependiendo del navegador que estés usando en Windows, Mac o Linux:

En todos los casos, el funcionamiento es el mismo: eliges el navegador por el que quieres hacerte pasar y la página se recarga automáticamente. En algunos casos tendrás que reescribir la dirección, ya que a veces la versión normal se queda allí.

A continuación puedes ver User-Agent Switcher en acción con Google Noticias. Fíjate bien: la versión para Android es más ligera y accesible. En otras páginas, se elimina también mucha publicidad.

En otros casos, como el de Facebook, cambiar de agente te permite disfrutar de la versión móvil en lugar de la versión de escritorio. Es casi como usar una aplicación de Android o iOS en el navegador, con todo lo que eso conlleva (menos publicidad, otros emoticonos, etc).

Si quieres asociar permanentemente una identidad de navegador a un sitio web, puedes hacerlo desde las opciones de la extensión. Basta con escribir el dominio (p.ej., “yahoo.com”) y especificar el agente de usuario deseado.

Otra opción para hacerse pasar por otro navegador

Para cambiar la identidad de tu navegador también puedes usar las herramientas para desarrolladores que están incluidas en Google Chrome e Internet Explorer, aunque sus posibilidades son más limitadas que las de las extensiones que he enlazado más arriba.

Es un truco seguro y útil

No sabemos de ningún sitio web que hay vetado visitantes que llevan a cabo esta práctica. Lo que sí puede pasar con algunas páginas, como Facebook o Google, es que te pidan identificarte otra vez, ya que un cambio súbito de navegador se puede interpretar como una intrusión.

De todas formas, espero que este truco te ayude a mejorar tu navegación. Los usos concretos dependen de tus necesidades y de los sitios web que sueles frecuentar con mayor asiduidad.

¿Para qué usarías tú el truco de cambiar la identidad del navegador?

Artículos relacionados:

Cargando comentarios