Los tengo en la pantalla, llama a la policía (II)

Como ya había avanzado en el anterior artículo sobre videovigilancia, la elección del software para monitorizar las cámaras y procesar la información de éstas puede suponer la diferencia entre un sistema útil y un mero juguete.

Habíamos hablado de Cerberus, un programa gratuito y en español, con todas las funciones necesarias, sin embargo pecaba de falta de estabilidad.

Pues bien, seguramente, a quienes quieren tomarse la vigilancia de un negocio, almacén, etc. en serio, les convenga rascarse el bolsillo con la licencia de Eyecopia. Veamos por qué.


Lo primero que destaca es la organización de las funciones en la interfaz. Dispone las herramientas en cuatro apartados principales. El primero se contiene configuraciones generales como la calidad del vídeo, la contraseña de administrador, el servicio web y las alertas por correo electrónico.

Con respecto a la calidad del vídeo deberemos tener en cuenta el espacio del que disponemos para grabar. Si vigilamos un lugar con mucha actividad, la cámara grabará muchos cortes; si por el contrario vamos a observar un local que se supone vacío, la capacidad del disco duro no tiene tanta importancia.

En lo que a prestaciones del ordenador se refiere, no sólo cuenta el disco duro. Conviene que las imágenes se procesen “con soltura”. Si el programa va a trompicones será difícil capturar la imagen de un caco.

En este aspecto Eyecopia saca una gran ventaja a otros programas que sólo capturan fotos, porque muchas veces salen corridas o sólo se ve lo primero que aparece por el objetivo de la webcam: un brazo, una pierna, etc.

No deja alterar la sensibilidad al movimiento, pero ni falta que hace. Está ajustada al mínimo, en cuanto nota algo comienza a grabar.

De todas formas, aun contando con un procesador potentísimo y gran cantidad de memoria RAM, debemos considerar las limitaciones de una cámara web, que sin duda constituyen el punto débil de nuestro sistema de vigilancia.

Si grabamos 30 tomas por segundo con un ángulo de visión demasiado agudo, difícilmente reconoceremos a cualquiera que pase corriendo por delante de la cámara.

Por esto conviene estudiar la distancia entre la cámara y el punto de grabación más lejano (profundidad de campo). Pondré un ejemplo extremo que ilustra la cuestión. Si situásemos una cámara en un techo de dos metros apuntando hacia el suelo, cuando pasase alguien por delante de la webcam medianamente rápido, sólo capturaríamos una mancha irreconocible.

Así que debemos intentar situar la cámara como si se tratase de una trampa, en el lugar adecuado, ni muy lejos ni demasiado cerca. Para acertar no queda más remedio que hacer pruebas de grabación.

El segundo apartado de Eyecopia, Monitor, sirve para estudiar las capturas. Esta pestaña del programa lista todas las incidencias o lo que es lo mismo, grabaciones; podemos asignarles categorías, ordenarlas por fechas o por duración.

En la sección de notificaciones se crean los perfiles de usuarios que pueden tener acceso a todo el sistema de vigilancia o a una parte de él. De esta manera, daremos acceso a la imagen de las cámaras a quien nos interese. Todo en directo y a través de Internet.

Además de los permisos para las cámaras, podemos añadir la capacidad de enviar avisos por correo electrónico y a través del teléfono móvil.

El último apartado sirve para ordenar las grabaciones en una carpeta por meses y días, acompañando cada vídeo con una captura de tal manera que el conjunto sea fácilmente navegable en un CD o DVD.

Para mayor comodidad a la hora de estudiar todos estos vídeos, Eyecopia dispone de una aplicación ad hoc: Archive viewer, muy parecida a la pestaña de monitorización

La otra aplicación externa es Eyecopia remote. Con ella los usuarios autorizados pueden acceder a la señal de vídeo de las cámaras en directo, las alertas de movimiento, etc. Todo a través de Internet y sin posibilidad de que terceras personas accedan a los vídeos.

Por todo lo visto se puede concluir que Eyecopia es un programa realmente completo. En mi opinión de lo mejorcito que podemos encontrar en la sección de videovigilancia de Softonic.

Enlaces:

Cargando comentarios