Cómo personalizar tus iconos de Windows

Windows tiene miles de pequeños trucos que pueden serte muy útiles pero que muchas veces permanecen escondidos durante demasiado tiempo. El de hoy es uno de ellos: te enseñamos cómo personalizar los iconos de Windows para llegar a poner, por ejemplo, tu cara como icono de tu carpeta personal.

Es posible (y fácil) cambiarlos iconos de carpetas personales, accesos directos y elementos del sistema. También es posible (pero no tan fácil, sobre todo desde Windows Vista) cambiar los iconos de las librerías por defecto o programas ejecutables, aunque en este caso ya intervienen cambios en el registro de Windows y programas de terceros, como el utilísimo Resource Hacker. En este artículo vamos a explicarte como cambiar el icono al primer grupo de archivos.


Cómo personalizar completamente tus iconos en… por softonic-es

Cómo cambiar los iconos normalmente

Para cambiar tus iconos no necesitas descargar nada: con un clic derecho sobre una carpeta o un acceso directo y yendo a Propiedades encontrarás la pestaña Personalización. Dentro de esta pestaña tienes la opción Cambiar icono. Con un clic verás todo un mundo de posibilidades.

Windows cuenta con decenas de iconos diferentes que vienen por defecto. En sus librerías .dll shell32 e imageres encontrarás los iconos por defecto más típicos. En el vídeo te explicamos cómo cambiar entre ellas.

En el caso de las carpetas, puedes escoger exactamente qué imagen se mostrará en miniatura dentro del típico icono de la carpeta, como verás en el vídeo.

Además, puedes cambiar los iconos de los elementos de Escritorio (Papelera de Reciclaje, Mi PC, etcétera) desde el mismo Escritorio, con un clic derecho y dentro de Personalización.

Cómo poner tu propia imagen como icono

Si eres de los que disfruta la personalización extrema y lo que quieres es escoger exactamente los iconos que vas a usar, olvida las librerías. Tu camino es el hacer clic en el campo de encima, el de Buscar, y navegar hasta encontrar en tu disco duro el icono que más se ajuste.

Tienes dos opciones: descargar packs de iconos buscando por la red (en Softonic tenemos algunos packs de iconos muy variados) o seleccionar cualquier imagen que tengas y usarla. Lo más importante es recordar que, para poder usarla como icono, la imagen debe tener la extensión .ICO. Para transformar una imagen a un archivo .ICO, una de las mejores opciones que tienes es, sin duda, IcoFX.

Cuando empieces a jugar con imágenes PNG verás que tu Escritorio y todas tus carpetas lucirán un aspecto mucho más original, el aspecto que tú decidas. Como tu propia cara en tus carpetas personales. ¡Personalización en su versión más extrema!

Más trucos Windows:

Cargando comentarios