Cómo proteger la privacidad de tus fotos íntimas en el teléfono

El picnic en la playa nudista. La cena de Navidad. La contraseña del router. Si alguien consigue esas fotos, hará añicos tu privacidad. Haz lo siguiente para evitarlo.

Basta un descuido, como dejar el móvil desbloqueado o usar una contraseña débil, para que tus instantáneas corran el peligro de ser robadas por personas sin escrúpulos.

Pero no te estreses todavía: la seguridad de tu móvil es buena, y puede ser todavía más fuerte si sigues unos cuantos consejos para proteger la privacidad de tus fotos.

Aprende a desactivar la sincronización de fotos

Cuando tu iPhone o Android se conecta a Internet, tus fotos se sincronizan de forma silenciosa en iCloud, Dropbox o Google. Son espacios seguros, pero no está de más ser precavidos y desactivar la sincronización cuando vas a tomar ciertas fotos.

Para desactivar la sincronización en Android, sigue estas instrucciones. Para desactivar la sincronización de fotos en el iPhone, ve a los ajustes del teléfono y, en el menú iCloud, desactiva la sincronización de fotos.

Una vez desactivada la sincronización, puedes tomar fotos y borrarlas antes de volver al estado normal. También puedes optar por mantenerla desactivada para siempre, pero en ese caso ya no tendrás copias de seguridad.

Activa la verificación en dos pasos ya mismo

Tu contraseña no basta para mantener a salvo las fotos que guardas en Google, iCloud o Dropbox. Necesitas un candado más: la verificación en dos pasos, que está disponible para la mayoría de aplicaciones famosas.

La verificación en dos pasos te pide un código adicional a la hora de conectar a tu cuenta desde un lugar desconocido. Así, incluso si un hacker adivinara tu contraseña, no podría conectar porque no tiene el código que está en tu móvil.

Para activar la verificación de dos pasos en tus servicios favoritos, sigue las instrucciones oficiales de cada sitio:

Ponle un bloqueo a la pantalla de tu móvil

Usar el teléfono sin bloqueo de pantalla es tan arriesgado como aparcar el coche y dejar las llaves en el contacto. Activa un bloqueo lo antes posible para evitar que alguien pueda robar tus fotos cuando dejas solo tu teléfono.

En iOS activa Touch ID o el bloqueo con PIN. En Android, los patrones o el reconocimiento facial son dos medidas de bloqueo fáciles de usar. iOS cuenta con una opción que borra los datos tras un número de intentos fallidos.

El Touch ID de Apple en acción (foto cortesía de iPhoneWorld)

Borra los datos a distancia si te roban el móvil

Si te han robado el móvil o lo has perdido, intenta localizarlo a través de Find My iPhone (iOS) o Google Play (Android). Son apps oficiales que usan las antenas del teléfono para encontrarlo en el mapa. Aquí explicamos cómo funcionan.

Si encuentras el teléfono y quieres borrar su contenido a distancia -quizá porque recuperarlo parece imposible-, ambas apps tienen comandos para iniciar el borrado remoto de los datos, que no se puede detener.

Oculta tus fotos en carpetas invisibles

Si más de una persona usa tu móvil o tablet, es buena idea usar un ocultador de fotos como Picture Safe (iOS) o Hide Something (Android), que funcionan como carpetas invisibles y protegidas por códigos de acceso.

Lo genial de estas apps es que dejan intacta la galería principal, pero requieren un código para ver las fotos privadas. En Hide Something, por ejemplo, hay que dibujar un patrón.

Usa cámaras de foto que no dejan huella

Sacar fotos con las cámaras incluidas en iOS o Android es una mala idea: almacenan los archivos en la carpeta principal, que suele ser el primer sitio donde los ladrones irán a mirar. También son carpetas que suelen sincronizarse en la nube.

Cámaras alternativas como Snapchat (Android, iOS) o Private Camera Pro (iOS) permiten tomar fotos y proteger su privacidad. Mientras Snapchat opta por la autodestrucción, Private Camera integra cámara y carpeta privada.

Borra los datos ocultos de tus fotos (Avanzado)

Tus fotos rebosan de metadatos, que son trocitos de información ocultos que indican cuándo y dónde se tomó una foto, así como el modelo de la cámara o la app que se usó. Para minimizar daños en caso de robo, conviene borrar esos datos.

Con Image Privacy (Android) puedes crear copias sin metadatos de tus fotos fácilmente: basta con compartirlas con la app. En iPhone, puedes usar Metadata Cut y GeoGone, que hacen lo mismo.

Toma las fotos que quieras, pero con conciencia

Sigue tomando fotos. Fotos normales, fotos íntimas, fotos divertidas, fotos picantes incluso. Tienes derecho a tomar esas fotos y a que tu privacidad sea respetada. Pero también debes tener cuidado: el error siempre está a la vuelta de la esquina. Sigue los consejos que he te acabo de dar y el riesgo de que tus fotos acaben en manos equivocadas será muy, muy bajo.

¿Cómo proteges tú la privacidad de tus fotos?

Para saber más:

Sígueme en Twitter: @remoquete

Cargando comentarios