Comparativa: Desinstaladores de programas

Comparamos los mejores desintaladores

Cuando uno instala varios programas al día es cuestión de tiempo que vaya a tener problemas para desinstalar alguno después. A veces la causa es que un programa le ha pisado archivos a otro, otras veces porque lo hemos borrado “sin querer” y otras simplemente porque estaba mal programado.

Sea cual sea la causa, existen una serie de programas especializados en realizar desinstalaciones. Ofrecen una alternativa más limpia y completa que la presente en Windows o, al menos, esa es la idea. Vamos a ver cinco de ellos.

Apreciaciones iniciales

Antes de nada, creo que todo el mundo estará de acuerdo en que instalar un programa que sirve para desinstalar otro es cuanto menos un poco paradójico. Como sucede con otros programas de mantenimiento, es mejor si se cargan “tal cual”, sin instalar. Se suele recurrir a este tipo de programas cuando algo va mal, a veces realmente mal, y si requieren instalación es más probable que no funcionen en Modo a prueba de fallos o si tenemos algún problema con Windows Installer.

En este aspecto tienen su pequeña victoria Free Uninstaller y MyUninstaller, los únicos “portables”. Una victoria que deberían disfrutar estos programas ya que no conseguirán muchas más en los demás apartados.

Otras cosas a tener en cuenta son el idioma y la licencia. De los desinstaladores que estamos analizando sólo hay uno que no es gratuito: Your Uninstaller. En cuanto al idioma, Free Uninstaller es el único que no se encuentra en español, si bien es necesario descargar el idioma por separado para traducir MyUninstaller al español.

Lista de programas

Después de estas aclaraciones, entremos en materia… La esencia de estos programas radica en dar al usuario un valor añadido sobre la función ya presente en Windows. Es decir, nadie va a molestarse en usar un programa que hace lo mismo, o casi, que lo que ya tiene.

Pues bien, una forma muy fácil de mejorar el apartado “Agregar o quitar programas de Windows” es mostrando una lista completa con todos los elementos y complementos instalados en el sistema. Para que se entienda, cuando instalas la suite de Adobe CS3 en verdad instalas cerca de 50 componentes distintos. En Windows sólo te aparece el desinstalador oficial, que en teoría elimina todo esto, pero podría darse el caso de que sólo quieras eliminar un complemento concreto.

En este apartado Free Uninstaller tiene otra mini-victoria, aunque con matices. Es cierto que muestra una lista interminable con todo tipo de complementos y componentes, pero incluye información errónea, incompleta y elementos que, a la hora de la verdad, no se pueden desinstalar.

MyUninstaller es el siguiente. En este caso la lista es limpia y ordenada, que además rebosa de información técnica para quien la sepa y quiera interpretar.

Por su parte Revo Uninstaller y ZSoft Uninstaller comparten un problema con el ya nombrado Free Uninstaller, y es que muestran algunos elementos con nombres como “{17E96A7F-AFE3-4171-87B1-583E376319E8}”. Claro está, no es que ayude mucho, aunque es preciso decir que sólo pasa en casos muy puntuales.

Por último, Your Uninstaller tiene una lista bastante amigable, ya que es el único que intenta mostrar el icono de la aplicación y no el del desinstalador. Esto, no obstante, contrasta con que muestra pocos elementos, más o menos los mismos que “Agregar o quitar programas”. Para ver más, es necesario ir a “Desinstalación avanzada”, un apartado un tanto descuidado en relación al anterior.

¿Qué tiene de especial?

Con todo esto, mostrar más programas que la función de Windows no es suficiente para molestarse en usar estos programas. ¿Cómo puede mejorar mi vida uno de estos programas? ¿Por qué este y no el otro?

Free Uninstaller y MyUninstaller en verdad no tienen demasiado que añadir. La principal función añadida de estos programas pasa bien por desinstalar un complemento que no aparece en “Agregar o quitar programas” o bien por eliminar del registro un desinstalador que no es válido para que no aparezca más.

ZSoft Uninstaller sin embargo se saca de la manga una función que no está presente en ningún otro. La posibilidad de desinstalar –o revertir, para ser más exactos- cualquier programa incluso si no está preparado para ello. Para ello toma nota de las carpetas y claves de registro que hay antes y después de instalar algo. Ahora bien, tampoco es que sea de gran relevancia hoy en día, cuando la inmensa mayoría de los programas incluyen su propio desinstalador.

Revo Uninstaller es algo más útil. Tras ejecutar una desinstalación elimina los archivos y claves restantes que han quedado en el ordenador y, además, cuando una de las desinstalaciones es errónea te muestra los archivos que han quedado en el sistema para que los puedas eliminar. Otra función cuanto menos curiosa y útil si tienes infinidad de iconos en el Escritorio es el “modo cazador”. En este modo puedes mover un “punto de mira” por la pantalla y desinstalar el programa al que “apuntes” o arrastres dentro su icono. Así, no es necesario buscar cómo se llama cada programa en la lista.

Your Uninstaller también puede eliminar archivos y claves después de una desinstalación y también se encarga de las desinstalaciones que dan errores, aunque lo hace mejor que Revo Uninstaller. Concretamente, si Your Uninstaller detecta una instalación errónea, intentará repararla, lo cual no significa que siempre lo vaya a conseguir.

Conclusiones

Como siempre, no resulta fácil encontrar un claro vencedor. Atendiendo estrictamente a las funciones, hay que dar como ganador a Your Uninstaller. Tiene sus puntos débiles, pero se puede decir que en general es el más equilibrado y mejor equipado de todos.

Ahora bien, si incorporamos el factor precio a la fórmula, la cosa cambia. La diferencia que existe entre Your Uninstaller, de pago, y Revo Uninstaller, gratuito, es lo suficientemente pequeña como para que te plantees si merece la pena pagar los 39,99 dólares que vale el primero.

Por otra parte, MyUninstaller resulta una opción también muy buena que además puedes llevar donde quieras pues además de ser “portable” ocupa 50kb y usa poquísimos recursos.

Los dos restantes, ZSoft y Free Uninstaller, aún tendrán que mejorar para llegar a ofrecer un producto que resulte atractivo en comparación con los demás.

En un mundo perfecto no necesitaríamos estos programas y todo se instalaría y desinstalaría de forma limpia. Como no es así, al menos por el momento, hemos de agradecer que existan no una sino varias alternativas igual de buenas para ello.

Free Uninstaller MyUninstaller Revo Uninstaller Your Uninstaller ZSoft Uninstaller
Muestra los nombres correctamente Falla en algunos Falla en algunos Falla en algunos
Muestra componentes Sí,muchos Sí, algunos
Muestra actualizaciones de seguridad No
Puede desinstalar programas no preparados para ello No No No No
Repara desinstalaciones dañadas No No Te muestra los archivos y claves que usa para que las puedas eliminar No
Limpia archivos no necesarios tras desinstalar No No No
Requiere instalación No No
Licencia Gratuito Gratuito Gratuito Shareware Gratuito
En español No No, pero descargable desde su web
Nota usuarios 8.4 (4 votos) 8.5 (36 votos) 9.0 (127 votos) 8.7 (47 votos) 6.6 (11 votos)
Nota 7.0 8.0 8.5 9.0 7.0

Enlaces:

Cargando comentarios