Consejos de seguridad para un verano sin riesgos

El verano es una época de relax, pero hay cosas en que no conviene relajarse, como tu seguridad cuando usas un PC o un dispositivo móvil, o cuando navegas por Internet. Aquí tienes unos consejos para vivir un verano con software, pero sin riesgos.

En casa y en la oficina lo tenemos bastante claro: usar contraseñas seguras, borrar rastros del PC, utilizar antivirus y programas anti-spyware… Todos sabemos más o menos cómo proteger nuestra privacidad online y nuestros datos. Pero cuando nos vamos de vacaciones parece que olvidamos estas buenas costumbres; nos volvemos confiados, descuidados y no nos damos cuenta de que el peligro sigue ahí. Hemos recopilado unos cuantos consejos, para que cuides de seguridad… ¡incluso de vacaciones!

Usa código de acceso

Si te llevas el móvil o tablet de viaje, ponle un código. Aunque un código de acceso no evite que te lo roben, al menos le pondrás las cosas un poco más complicadas al ladrón. En iOS y en Android puedes configurar el sistema operativo para que borre automáticamente todos los datos del dispositivo tras varios intentos fallidos de acceso. Recuerda que también puedes ponerle una contraseña a tu portátil. Incluso, como medida extra, puedes cifrar el contenido del disco duro – por ejemplo con TrueCrypt o con BitLocker.

Instala una app de seguimiento

Tanto iOS como Android cuentan con funcionalidades integradas en el sistema operativo que pueden ayudarte a localizar el móvil si no lo encuentras o te lo has dejado olvidado en algún sitio. En iOS se llama Find my iPhone, y en Android, puedes encontrar la opción en Administrador de dispositivos. Otras apps alternativas que tienen una función idéntica son Prey, Cerberus, McAfee WaveSecure o Where’s My Droid.

Cuidado con los ordenadores públicos

Recuerda que son eso, públicos. No sabes quién ha pasado por ahí, qué aplicaciones han instalado y sobre todo, quién va a pasar después de ti – y con qué intenciones. Hay programas que permiten grabar todo lo que tecleas, recuperar ficheros borrados o espiar absolutamente todos los movimientos de un usuario. Tenlo muy en cuenta cuando vayas a hacer según qué operaciones en un PC público.

Y con las conexiones WiFi públicas, también

Aquí también aplican las mismas precauciones que en el punto anterior. En una conexión WiFi pública puede haber de todo, incluso programas llamados sniffers que rastrean todo lo que pasa por ellas. Precauciones básicas: usar el protocolo seguro HTTPS siempre que sea posible (especialmente en tu e-mail, y en tus perfiles de redes sociales) y no realizar actividades confidenciales como entrar en la web de tu banco o hacer un pago a través de PayPal.

No guardar los datos de acceso

El navegador web siempre se ofrece amablemente a guardarnos contraseñas y otros datos, a fin de no tener que teclearlos otra vez cuando usemos el mismo servicio online. Pero lógicamente esto no nos interesa si estamos, por ejemplo, en el PC de uso público de la recepción de un hotel. Responde “no” a este ofrecimiento, o desactiva la casilla donde se te da dicha opción.

Usar el modo privado siempre que sea posible

Otra forma de evitar que los navegadores web de ordenadores públicos (en hoteles, cibercafés y establecimientos similares) se queden con tus datos cuando navegas es usar el modo privado o incógnito. Puedes encontrarlo en los principales navegadores web, como Firefox, Chrome, Opera o Internet Explorer. De esta forma tu navegación web no deja rastros; no se guarda el historial, ni cookies, ni datos de formularios web, etc.

Borrar rastros de uso del PC

Si por cualquier motivo prefieres no usar el modo privado cuando navegas por la web, recuerda eliminar los rastros de uso del PC antes de dejarlo. Esto incluye historial de navegación, autocompletado de formularios, ficheros temporales de Internet y cookies. Fuera del navegador, las listas de documentos abiertos recientemente y la Papelera de reciclaje. Una buena opción para hacer esto de forma rápida y sencilla es usar un limpiador portable, como por ejemplo CCleaner, que puedes ejecutar desde una memoria USB. ¡No olvides tampoco cerrar sesión en tus perfiles de redes sociales!

No introducir datos confidenciales

Aun siguiendo todos estos consejos, un PC compartido tiene peligros que no podemos evitar: virus, keyloggers, programas espía… Por regla general, evita introducir datos realmente importantes como tu dirección o el número de tu tarjeta de crédito. Asimismo, procura no hacer compras online y olvídate de mirar el saldo en el banco si el navegador no te ofrece una mínima garantía de seguridad.

Es divertido seguir conectado durante las vacaciones, aunque sea sólo para poner fotos de la playa en Facebook y dar envidia a tus amigos. Además, con estos consejos no tendrás ningún problema y lo harás con total seguridad. Pero recuerda, el tiempo de descanso también es para hacer actividades diferentes y desconectar un poco. No te pases todo el tiempo mirando la pantalla de tu móvil. ¡Vive el verano a tope!

También te puede interesar:

Cargando comentarios