Controla el tiempo con Marxio Timer

Marxio TimerHay acciones que no puedes llevar a cabo por tu cuenta. Si estás bajando un fichero mientras duermes, por ejemplo, será difícil que puedas apagar el equipo una vez que la descarga haya finalizado. Por otro lado, imagina lo interesante que sería poder simular pulsaciones de teclado pasado un tiempo o ejecutar un programa cuando el uso de la CPU disminuya.

Estas y otras acciones están a tu alcance gracias a Marxio Timer, un pequeño temporizador que ha sorprendido a todos por su potencia y facilidad de uso. Te explicamos cómo funciona y cómo sacarle el máximo provecho con algunos usos creativos.

1. Qué hacer

Desde la versión 1.8.1, Marxio Timer está traducido al español, con lo que no hace falta afanarse con un diccionario para traducir su ya intuitiva interfaz. La ventana sigue un desarrollo vertical en el que los pasos se suceden de forma lógica hacia abajo. En el primer sector, Marxio Timer te pregunta qué quieres hacer:

Marxio Timer - Acciones a ejecutar

Las quince acciones disponibles empiezan por las más habituales: apagar, hibernar, reiniciar, suspender o cerrar la sesión. La casilla de Cierre forzado obliga el sistema a cerrar los procesos colgados, una maniobra a la que es mejor recurrir sólo en casos de emergencia, puesto que sus consecuencias son imprevisibles.

Marxio - Ejecutar un programa

Todas las acciones tienen su propia configuración. Introducir un texto, la ruta de un fichero de sonido o la de un ejecutable es tan simple como usar los recuadros inferiores. Una vez que hayas elegido la acción, deberás contestar la siguiente pregunta.

2. Cuándo

Todo temporizador desencadena un evento si se cumple una condición de tiempo predefinida. Marxio Timer, a pesar del nombre, no se limita a este tipo de criterio, sino que incluye varios más, como el porcentaje de uso de la CPU o la finalización de un programa.

Temporizador de Marxio Timer

La limitación más importante de Marxio Timer es, quizá, la restricción de eventos a un periodo de 24 horas. Resulta más que suficiente en la mayoría de casos, a menos que te guste programar acciones con días de antelación y siempre dejes el ordenador encendido.

Marxio Timer - Al finalizar un programa

Las dos opciones finales, uso de CPU y finalización de un programa, son los más interesantes. Para el primero hay que definir un porcentaje por debajo o por encima del cual se disparará la acción, así como el tiempo durante el cual debe darse el consumo de procesador. En cuanto a la finalización de un programa, en tu mano está la elección del proceso o del título de la ventana.

3. Un pequeño retoque y listos

Para un temporizador, la discreción es de vital importancia. En los ajustes adicionales hay un menú desplegable con el tipo de visibilidad que quieres otorgar a Marxio Timer.

Ajustes adicionales de Marxio Timer

Mostrar el contador, a pesar del efecto dramático que supone, no te será muy útil si estás lejos del ordenador; informará, eso sí, a potenciales visitantes que accedan al equipo en tu ausencia. En ese caso, marcar la casilla Password y escribir una contraseña evitará interrupciones molestas.

Ajustes adicionales II de Marxio Timer

¿Prefieres el máximo sigilo posible? Elige Ocultar programa y marca Modo silencioso. Si quieres una prueba de lo que ha ocurrido, ¿qué mejor que sacar una captura de pantalla? Para ello, marca la casilla correspondiente.

4. Esquemas siempre disponibles

Configurar un temporizador no es tan difícil como programar una grabadora de cintas VHS, pero, si tienes unos cuantos esquemas habituales, es preferible guardarlos para un uso posterior. Marxio Timer te lo pone fácil:

Gestión de esquemas en Marxio Timer

Pulsa el icono de disquete para guardar el esquema que acabas de crear. Siempre estará disponible en el selector de la izquierda. ¿Prefieres algo más rápido? El último botón creará un acceso directo en el Escritorio.

¿Para qué sirve Marxio Timer?

He aquí algunos ejemplos elaborados de las muchas situaciones en las que Marxio Timer te puede echar una mano.

  • Situación: le has pedido a un programa de renderizado 3D que genere una imagen a partir de la escena que has construido, pero no quieres que el ordenador se quede encendido indefinidamente.Esquema: apaga el equipo cuando el uso de procesador se sitúe por debajo del 5% durante quince minutos, con captura de pantalla para comprobar que todo ha finalizado sin errores.
  • Situación: desearías levantarte cada día con tu canción favorita a modo de despertador.Esquema: reproduce indefinidamente una canción MP3 a una hora determinada. Marca la casilla ‘Repetir cada día’ y haz que Marxio Timer muestre un contador en ventana.
  • Situación: quieres pulsar el botón de una página web cada cinco minutos sin tocar el ratón (hay gente para todo).Esquema: envía un clic izquierdo del ratón a las coordenadas exactas cada cinco minutos y activa el modo silencioso.
  • Situación: tu programa P2P favorito se cierra aleatoriamente durante el día. Vaya engorro.Esquema: ejecuta el programa y dale foco cada vez que éste se cierre. Marca la casilla Repetir y minimiza Marxio Timer al área de notificación para interrumpir el esquema en todo momento.
  • Situación: te has quedado viendo una película y necesitas un recordatorio que te inste a trabajar.Esquema: pide a Marxio Timer que muestre un texto en pantalla tras un tiempo de inactividad de cinco minutos

¿Se te ocurren más usos para Marxio Timer? ¿Qué otras acciones o criterios te gustaría que se añadiesen al programa?

Cargando comentarios