Dragon Age Inquisition: ¿la leyenda renace? [preview]

Dragon Age: Inquisition es la última entrega de la trilogía que combina elementos de juegos de rol con heroic fantasy. ¿Será capaz esta nueva obra de reavivar la admiración por la saga? Aquí repasaremos lo que esta edición tiene para ofrecer.

Alabado hasta el cansancio por muchos de mis colegas, Dragon Age: Origins, el primer capítulo de la serie, dejó una estela de fascinación a su paso. Escenarios maduros, la posibilidad de tomar decisiones realmente impactantes, aspectos tácticos innovadores… Esta creación de Bioware tenía todo lo necesario para llegar a lo más alto.

Estamos trabajando para que puedas reproducir este vídeo. Mientras tanto, prueba en la app oficial de Softonic para iOS y Android


Sin embargo, a pesar de la gran expectativa, Dragon Age II resultó un fracaso, por lo que me encontraba lleno de dudas cuando atravesé las puertas de la sesión de prueba organizada por EA durante la conferencia Gamescom 2014.

La misión que tuve la posibilidad de jugar estaba enfocada principalmente en los combates, de forma que me concentré en esta dinámica de juego a lo largo de toda la prueba. En este
artículo te contaré toda mi experiencia con Dragon Age: Inquisition.

Mucha elegancia

Una de las características que más me agradó de Dragon Age fue su inteligente combinación
entre juego de acción en tercera persona y juego de rol con vista isométrica. Gracias a Dios, esta mezcla de géneros vuelve a aparecer en Dragon Age: Inquisition; pero eso no es todo, porque esta edición también ofrece algunos sutiles, y prácticos, agregados
adicionales.

Los combates de Dragon Age: Inquisition me parecieron muy divertidos y realmente disfruté mucho la posibilidad de analizar el campo de batalla antes comenzar los combates.

Dragon Age Inquisition

Al pasar a la vista isométrica, Dragon Age: Inquisition también te permite hacer una pausa para planificar tus movimientos y los de tus compañeros.

Sólo debes pulsar un botón y la cámara se elevará hasta ubicarse por encima del campo de
batalla. Además, un cursor te permite dar órdenes a los otros miembros de tu equipo.

Tanto si se trata de defender una posición o de concentrar los ataques en un
enemigo especialmente astuto, todos tus aliados seguirán tus instrucciones al pie de la letra.

Una carnicería al alcance de todos

Los combates de Dragon Age: Inquisition son tácticos, y sólo saldrás victorioso si utilizas adecuadamente las características del escenario y las habilidades de sus compañeros.

Dragon Age: Inquisition te permite cambiar de personaje en tiempo real y puedes variar la diversión alternando entre diferentes hechizos, estilos de ataque y técnicas de combate.

Dragon Age Inquisition

Durante mi sesión de prueba pude controlar a un mago, a un asesino y a un guerrero, cada uno de los cuales poseía estilos de ataque absolutamente diferentes.

Mientras que el mago desencadenaba la furia de los elementos contra sus enemigos, el asesino se volvía invisible y asestaba puñaladas sorpresivas a sus adversarios. El guerrero, por su parte, se distingue por su resistencia y por sus proezas en el combate cuerpo a
cuerpo
.

¿Demasiado fácil?

En unos pocos segundos Dragon Age: Inquisition me permitió elaborar estrategias básicas: le ordené a un personaje multiplicar los ataques a distancia con un arma apropiada, mientras que otro miembro del equipo se encargaba de llamar la atención de los enemigos más peligrosos.

Pequeño detalle, ¡es imposible programar una sucesión de acciones a lo largo del tiempo! El modo táctico intenta compensar este defecto, ya que te permite acelerar el tiempo para adaptar tu estrategia a la cambiante evolución de la batalla.

Habría preferido tener la posibilidad de planificar una serie de ataques y después dejar que mis aliados ejecuten mi plan.

Otra queja: aunque se puede modificar los hechizos y las técnicas de combate disponibles en los menús de los personajes, es imposible alterar sus predisposiciones tácticas para,
por ejemplo, priorizar el ataque sobre la defensa. Una verdadera pena.

Dragon Age Inquisition

Aún menos me agradó que los enemigos a lo largo de la misión no fueran para nada desafiantes, de hecho, podría haberlos derrotado sin problemas incluso jugando en tiempo real.

Es más, la ubicación de los personajes no influye en el resultado de los enfrentamientos,
a excepción de los combates en los calabozos. En las zonas abiertas los combates caen rápidamente en la total anarquía y requieren muy poca planificación.

Si agregamos a la lista de carencias la aparente simplicidad de los combates —en esencia, sólo debes presionar un botón— y una inteligencia artificial que no termina de destacarse, obtenemos un título que probablemente no atraiga a los jugadores en busca de verdaderos desafíos.

Pero no debemos olvidar que los desarrolladores han anunciado el retorno del modo Nightmare, una modalidad de juego con un nivel de dificultad elevado y
especialmente diseñada para quienes desean enfrentar adversarios más exigentes.

Querida libertad

Debo confesar que quedé encantado tanto con los gráficos como con la banda sonora del nivel que me tocó jugar. El objetivo de la misión era llegar hasta un castillo en ruinas y para lograrlo tenía que atravesar un gran pantano en el medio de una terrible tormenta.

Dragon Age Inquisition

Pero, lamentablemente, este nivel me causó la impresión de ser largo pasillo. Aunque era posible desviarse un poco del camino en semilibertad, el énfasis no estaba puesto en la exploración y todo me pareció bastante preestablecido, lejos de los vastos
mundos abiertos prometidos por los desarrolladores del juego.

Un placer para la vista

Aún sin mostrar las maravillas gráficas de The Witcher 3, Dragon Age es muy atractivo, y presenta decorados y modelos de personajes bien detallados.

Dragon Age Inquisition

Además, estos últimos se destacan por su originalidad y no reproducen los lugares comunes de la fantasía heroica. Un esfuerzo que no podemos dejar de aplaudir. Aunque lamentamos
que el juego presente un aspecto tan confuso cada vez que los efectos pirotécnicos de los hechizos comienzan a multiplicarse en la pantalla.

¿Un dragón dormido?

Después de evaluar todo con cuidado, creo que Dragon Age: Inquisition está intentando seducir a un público demasiado amplio y no está considerando a los fanáticos de los juegos de rol tácticos. Esperamos que el juego no se olvide de los aspectos más hard core en
su búsqueda de ofrecer una experiencia accesible al gran público.

Dragon Age Inquisition

Dragon Age: Inquisition se publicará el 18 de noviembre de 2014 para PC, PlayStation 4,
PlayStation 3, Xbox One y Xbox 360.

Sígueme en Twitter: @SamSoftonic

Artículo original adaptado del francés.

Cargando comentarios