E3 2013: Destiny, el primer juego real de nueva generación

Destiny es el nuevo juego de Bungie que se estrenará en Xbox One y PS4 en el 2014. El concepto, aunque no lo han explicado del todo, intenta ser revolucionario y con ánimo de hacer avanzar un paso los juegos de acción en primera persona. Es un juego en primera persona que se jugará en solitario pero que tiene conexión online para participar en un macro universo cooperativo donde los jugadores se ayudan entre sí. Por eso Destiny se define como “shooter de mundo compartido”.

Default player


The Traveller, la esfera

Destiny se ambienta en un futuro lejano post-apocalíptico. Estamos en la Tierra, en la última ciudad viva del planeta y sobre la que levita una gigantesca esfera a la que han llamado The Traveller (La Viajera). Presuntamente es una protectora de la humanidad, pero nadie conoce exactamente qué hace ahí.

Fuera de las paredes de la ciudad, el planeta alberga infinidad de monstruos y enemigos que se hacen más fuertes día a día. Con tal de proteger la ciudad nacen los Guardianes, soldados que van más allá de la frontera para defender el último reducto humano.

El mundo de Destiny estará vivo por sí mismo. Eso quiere decir que ocurrirán cosas de repente que no tienen por qué estar controladas o previstas por la desarrolladora. En la demo que hemos visto aparecía de hecho un “Evento Público”, una misión espontánea a la que se unían varios jugadores en cooperativo.

Mezclando el clásico FPS con el clásico RPG

La presentación mostraba un FPS típico en apariencia pero con detalles que dejaban más pistas sobre el juego. Por ejemplo puedes cambiar a una vista en tercera persona, aunque no me quedó claro si era para jugar o si era que se activaba esa cámara cuando haces señales y gestos a otros jugadores (como ocurre en el cooperativo Portal 2).

La evolución del juego se realiza por experiencia y los jugadores van subiendo de nivel. Los servidores emparejarán a jugadores del mismo nivel para las misiones de modo que la dificultad sea consecuente a tu nivel.

Las armas tienen evolución personal, también. De modo que el árbol tecnológico de cada arma irá dispersándose según su uso (u otras formas de mejora que no se conocen).

Parece que los Guardianes tienen poderes mágicos. No lo explicaron pero en la demo se veía claramente que así podía ser, como por ejemplo cuando uno de ellos lanzaba una bola de energía a un grupo de enemigos.

Un motor gráfico innovador al 100%

El motor gráfico que usa Destiny está especialmente diseñado con la multi plataforma en mente. Han tardado 4 años en hacerlo y aún siguen en ello. Debe durar 10 años que es el contrato que tiene firmado Bungie con Activision para crear toda una serie de juegos Destiny.

La presentación se movía bajo PS4 y todo el juego era fluido y de calidad extrema. En alta resolución, por supuesto, y con unas texturas brillantes y detalladas. La iluminación en tiempo real era sencillamente magnífica.

El mundo de Destiny es extremadamente extenso. En un momento de la presentación enseñaron una gran extensión de terreno que alcanzaba hasta donde llegaba la vista para luego decir “¿Veis? Todo esto es el terreno de juego, así que algún día puede que os enviemos por ahí a cumplir misiones…”.

Personalmente me quedo con el diseño artístico. No esperaba menos de Bungie y es un apartado sensacional, plagado de detalles. Es cierto que tampoco se desvían mucho del “imaginario Halo”, pero aun así tiene suficiente personalidad.

Conclusiones

Todo Destiny expira “nueva generación”. Ya no solo es el apartado gráfico que es tremendo, sino el propio concepto de juego y duración de la franquicia (10 años mínimo). Es un título que empuja el videojuego hacia adelante, que exige conexión online permanente pero que no es un “juego online” de por sí.

Bungie aún oculta muchos secretos sobre el juego y ya estamos ansiosos por descubrirlos, y si tuviera que destacar algún juego del E3 2103 por encima del resto, ese es Destiny.

Cargando comentarios