E3 2014: el terror victoriano llega a PS4 con The Order 1886

The Order 1886 es una de las apuestas exclusivas más fuertes para Playstation 4. Lo pude ver y probar en el E3 2104 y estas son mis impresiones.

The Order 1886 es un juego de acción y terror, en tercera persona y ambientado en el Londres victoriano de finales del siglo XIX. Es un título de nueva generación en estado puro, con gráficos espectaculares y una inmersión única. Veamos con detalle qué lo hace tan potente.

Acción y terror victoriano

Pude ver y jugar a dos momentos diferentes del juego. Uno más calmado, con intención de contar la historia del juego y meterte en la piel de estos vigilantes paranormales. Y una segunda escena de mucha más acción, en la que luchaba contra otros humanos, al parecer enemigos de la Orden.

La primera misión era una extensión de la demo que se vio en la conferencia de Sony. Aquí, Sir Galahad investiga dentro de un hospital en busca de un ser monstruoso, un hombre lobo. En este capítulo se puede apreciar claramente el trabajo de documentación exhaustiva que el equipo de desarrollo ha hecho a lo largo de 7 años (tal y como me explicaban a puerta cerrada). De hecho, según decía el productor podrían crear 15 juegos, 3 películas, 7 libros y varios cómics, si así quisieran. Lo comento por si te preguntas sobre la posibilidad de que pueda haber una segunda parte

Además de esa ambientación medida al milímetro hay otra cosa que le da realismo al juego: los detalles. The Order 1886 está llenísimo de pequeños momentos mágicos que te meten aún más en esta aventura. Por ejemplo, todo el escenario es interactivo de un modo u otro. Lo puedes destrozar a balazos si quieres, pero mejor que eso es mirar lo que te rodea. Hay periódicos, papeles, cartas, carteles, gramófonos con grabaciones de voz… cosas con las que puedes interactuar y te revelan pequeñas partes de toda la historia. Claro que puedes pasar de todo, e incluso hay cosas que ni siquiera notarás en un primer vistazo (aunque curiosamente degradarían la experiencia si faltasen). Pero son todos esos detalles lo que hacen aún más inmersivo el juego.

La segunda parte que pude jugar era una guerra a pie de calle entre la Orden y sus enemigos humanos. Algo mucho más tradicional desde un punto de vista jugable. Lo que más me llamó la atención era la fluidez de todas las escenas: los momentos de acción se funden con las escenas de corte no jugables. Es todo el mismo motor gráfico y tan pronto estás jugando como de repente los personajes se ponen a hablar entre ellos.

Esa sensación de jugar a una película se rompe en ocasiones con los temidos Quick Time Events (sencillos pero, en mi opinión, innecesarios). Es una lástima que se recurra a esta forma de hacer partícipe al jugador cuando generalmente no hace falta.

Gráficos a otro nivel

Es obvio que lo primero que destaca de The Order 1886 es su cuidado apartado gráfico, que entra por los ojos. Tanto por la escenas casi de película que ves como por un diseño artístico absolutamente genial. A los mandos el juego se comporta muy bien, aunque su cámara demasiado pegada a la espalda del personaje principal me molestaba un poco. Es algo que ya me pasaba en otros juegos como Resident Evil 5. Aún así se controla muy bien y tiene algunas ideas interesantes que se mezclan con los conceptos tradicionales del género.

El arma principal no tiene un disparo tradicional. Primero debes disparar una especie de polvo ignífugo a tus enemigos con uno de los gatillos del mando, y luego incendiarlo pulsando otro botón con el que lanzas una bala de fuego. Si no lo haces así el arma es inservible.

También tienes una pistola más tradicional, útil y accesible en cualquier momento. Pero desde luego la destrucción masiva la causas con el rifle estándar. Estos “disparos-explosiones” causan estragos en el escenario, que se rompe y destroza de manera realista (aunque dentro de unos márgenes). Seguro que habrá más armas, pero por ahora es lo único que han enseñado.

Conclusiones

Siempre es arriesgado crear una nueva franquicia de juegos. El trabajo invertido en The Order 1886 puede dar para varios juegos, tal y como decía antes, pero eso sólo sucederá si este primer capítulo logra conectar con los jugadores. Por lo que he visto y jugado estos días de E3, The Order 1886 tiene madera de ser una referencia jugable en los próximos años, o un “Gears of War Killer”, si prefieres verlo de este modo. Ahora lo que queda es esperar al lanzamiento el 20 de febrero del 2015.

Cargando comentarios