Emuladores, el vicio sin fin

Emulador:Dícese de algo que emula o compite con otro”. De acuerdo, la definición no ha sido demasiado aclaratoria, pero eso no quita que le dé un toque culto al texto que nunca está de más. Cuando hablamos de emuladores en informática, a pesar de que la definición sigue siendo válida, solemos referirnos a programas que nos permiten ejecutar juegos de videoconsolas en nuestro equipo.

Por supuesto, hay otros tipos de emuladores, pero son los de consolas los que “causan sensación”, pues te permiten revivir juegos de tu infancia -o de hace unos años, por lo menos- sin tener que enchufar un armatoste anticuado a tu televisor, o ponerle las pilas a la consola portátil.

Se podrían dividir en dos tipos: aquellos en los que puedes usar el juego original para jugar (poco comunes, principalmente los de PlayStation), y los que utilizan una “imagen” de los mismos llamada ROM. Dado que es prácticamente imposible para un usuario de a pie obtener una ROM de, digamos, un cartucho de Nintendo que posea, se encuentran disponibles para descargar por Internet, si bien para no infringir la ley sólo puedes hacerte con aquellos juegos que poseas legítimamente.

Consolas

Como ya hemos visto, son los emuladores más populares. Diversión a raudales y casi infinita al alcance de tu mano, tanto de juegos relativamente antiguos como de las clásicas Sega, Gameboy o NES hasta relativamente recientes como los de Playstation o Playstation 2. Eso sí, en este último caso necesitarás un ordenador potente y algo de paciencia para configurarlo como es debido.

Juegos concretos/remakes

Dicen que el plagio es la mayor muestra de admiración. Si es así, los creadores de todos estos juegos pueden estar contentos, ya que el concepto de su juego ha sido copiado, más fiel o más libremente, en versiones alternativas para ordenador.

Ordenadores/Varios

Los siguientes no pueden llamarse emuladores, aunque emular es justo lo que hacen. En el caso de los que te permiten instalar otros Sistemas Operativos, hablamos de máquinas virtuales, al igual que de unidades virtuales, para programas como Daemon Tools.

¿Suficiente emulación por hoy? Todos los programas de esta lista son gratuitos (algunos con publicidad, como Daemon Tools), por lo que esperamos que paséis un buen rato real, y no emulado, haciendo uso de ellos.

Cargando comentarios