eMule a fondo (III): apretando las últimas tuercas

Si has llegado al punto de despertarte sobresaltado por la mañana y correr hacia el ordenador para comprobar si tus archivos se han descargado quizá necesites terapia, pero por el momento podemos seguir sacándole punta a eMule.

En este sentido, hay tres aspectos que dan mucho de sí: el Programador, el Servidor web y el Chat.

Chat

De por sí, el Chat no tiene ninguna utilidad específica, sin embargo, hay momentos en los que podemos necesitar ayuda. Para España existe una sala en la que podemos plantear nuestras dudas.

Puede que nunca necesites preguntar algo, sin embargo, sí es más posible que alguna vez tengas que pedir slot. Te preguntarás de qué va esto. Muy sencillo, a menudo intentamos descargar un archivo que tiene poca gente, y por este motivo, no termina de bajarse. Incluso puede ocurrir que sólo lo tenga una persona que para colmo se desconecta cada dos por tres. Pues bien, esta es la situación perfecta para pedirle slot a este usuario vía Chat.

eMule tiene una opción que da preferencia de descarga a los usuarios que formando parte del grupo de amigos se les ha asignado un puesto reservado. Dar slot significa lo mismo que asignar puesto reservado.

Así, la única manera de conseguir este puesto reservado que garantiza que comencemos a descargar inmediatamente, es mirar en las fuentes del archivo en cuestión y enviar un mensaje al propietario pidiéndole el preciado slot.

Seguramente te tocará practicar un poco el inglés y esperar que te entiendan porque aunque los españoles formamos una comunidad muy numerosa en la red eMule, hay gente de todas partes.

Programador

Si compartimos el ordenador y no tenemos una conexión demasiado rápida a Internet, esta herramienta de eMule te resultará imprescindible.

Tiene una función muy concreta, cambiar los parámetros de conexión durante un tiempo determinado. En otras palabras, puede programar que a determinada hora eMule descienda el límite para las descargas liberando ancho de banda para otras aplicaciones como por ejemplo el navegador.

Imagina una situación que seguramente se repite en miles de familias. Dejas eMule descargando día y noche. Sin embargo, llegan tus padres del trabajo, tus hermanos del colegio y lo primero que les apetece es ponerse delante del ordenador. Si notan que el navegador carga las páginas más lentamente de lo habitual buscarán la causa. Si ven eMule abierto, le adjudicarán la culpa y probablemente lo cerrarán sin miramientos.

Quizá no lo hagan, pero en su defecto te recriminarán que acaparas el ordenador con eMule o cualquier otra cosa. Pues bien, para estos casos el Programador viene al pelo.

Podemos crear varias reglas, en este caso le llamaremos “Conexión vespertina”. Rebajaremos la capacidad de descarga y de subida, para que aquellos con los que compartimos el ordenador ni siquiera se den cuenta de que eMule sigue funcionando, o al menos no les moleste.

Servidor Web

Hay muchos que escribirían en la lista de los diez mayores desastres del mundo que eMule se desconectara y pasasen más de diez minutos antes de que recuperase la conexión.

Para ellos, que han convertido a la mula en su verdadera mascota, digna de todas las atenciones, se ha desarrollado el servidor web. Se trata de una especie de mando a distancia para controlar la interfaz de eMule.

A través de un navegador te conectas al programa y puedes añadir descargas, eliminarlas, hacer búsquedas de archivos, consultar las estadísticas, cambiar algunas configuraciones como la de los límites de subida y descarga, etc.

La ventaja de acceder a eMule a través del navegador es que podemos hacerlo desde cualquier lugar con conexión a Internet. Por ejemplo, desde el trabajo, la casa de un amigo, nuestro lugar de vacaciones, etc.

La mala noticia para los que tienen problemas en redireccionar los puertos desde el router es que, sí lo has adivinado, hay que hacerlo. eMule sirve por defecto en el puerto 4711, aunque puede cambiarse. Lo que no puede cambiarse es el sistema servidor cliente. Así que más vale dedicarle algo de tiempo a tu router y aprender a redireccionar puertos. Se hace de la misma forma que para TCP y UDP. Esta operación está explicada en otro artículo.

Una vez que lo hayas hecho. Sólo tienes que escribir http://tudirecciónip:4711 te aparecerá la ventana de bienvenida de eMule. También puedes probarlo en el mismo ordenador donde se ejecuta el programa. Basta con introducir en la barra de navegación http://localhost:4711.

Y ahora que todos sois unos expertos en eMule, ¿alguien tiene alguna duda?

Enlaces:

 

Cargando comentarios