Facebook Home: un éxito para todos, pero no para Apple

Facebook Home, la app que convierte teléfonos Android en teléfonos Facebook, tiene una mediocre puntuación de 2,4 en Play, el mercado de aplicaciones de Google. Muchos usuarios se quejan de que Home vulnera la privacidad. Otros dicen que Home los aleja de los iconos y menús a los que estaban acostumbrados: un cambio demasiado radical.

A pesar de las quejas, otros usuarios muestran entusiasmo. Y es que Facebook Home tiene calidad a raudales. Por ejemplo, su innovador sistema de notificaciones (chat heads) se ha extendido también a las aplicaciones clásicas de Facebook. En palabras de Zuckerberg, el objetivo de Home es “llevar la mejor experiencia Facebook a todos los teléfonos”.

Estamos ante un experimento exitoso no solo para Facebook, sino también para Android. Un experimento que, además de devolver a Android a la primera línea de la innovación y marcar un nuevo camino para las grandes aplicaciones, ha supuesto un duro golpe para Apple, que va a quedarse fuera del futuro de la promoción de contenidos móviles.

Para Facebook, el teléfono es la nueva televisión

Facebook ha evitado lanzar un teléfono en un mercado ya de por sí abarrotado de opciones. ¿Un teléfono Facebook contra el iPhone o el Nexus de Google? Con su escasa experiencia, imposible. Pero el problema seguía ahí: ¿cómo potenciar la experiencia móvil de Facebook?

La respuesta era simple: hacer que Facebook tomase el control de los teléfonos.

Así que lo que Home hace es poner su contenido en primer plano, como si el teléfono inteligente fuese una televisión. Facebook, en lugar de lanzar una televisión nueva con un solo canal, ha modificado la “parrilla de programas” para que su canal estuviese en todos los números.

En resumen, Home es un gran experimento: Facebook ha pintado Android con su propia capa de contenido y quiere ver qué impacto va a tener en la actividad móvil de sus usuarios. Google podría ofenderse ante semejante maniobra, pero, en realidad, no le conviene hacerlo. Y eso por una razón muy sencilla: le interesa conocer el resultado.

El regreso de las Homepages: viejo negocio, nueva cara

¿Os acordáis de cuando las páginas web peleaban por ser la página inicial del navegador? Facebook Home es el primer ejemplo de ese nuevo planteamiento de fidelización de usuarios. Instalar Home hace que el contenido de Facebook sea lo primero que veas al encender tu teléfono.

¿Os acordáis de Netvibes, la página principal que aspiraba a darnos la bienvenida en todos los navegadores?

El concepto detrás de Home no es innovador, pero sí lo es su implementación. Es de esperar que otros grandes jugadores del web, desde Yahoo! hasta el mismo Google, se unan a esta nueva lucha por tener la mejor “aplicación inicial”. Tal y como había explicado en otro artículo, el futuro de las interfaces pasa por el contenido puro.

Blinkfeed en un HTC One (foto cortesía de TechCrunch)

De hecho, ya estamos presenciando el nacimiento de app-portadas, como BlinkFeed. Este tipo de lanzadores (Home y Blinkfeed) muestran que se está dando cada vez más relevancia al contenido y cada vez menos a las apps. Contenido que además se puede promocionar: quien tenga el canal más atractivo podrá pedir sumas ingentes de dinero a quien publique.

Por otro lado, los fabricantes de teléfonos que decidan incluir una homepage de fábrica, como HTC, van a sacar un evidente beneficio económico gracias a los acuerdos con las distintas “aplicaciones de inicio”. Un ejemplo es el HTC First, un teléfono que ya lleva incluido Facebook Home y que se vende a un precio muy asequible.

El HTC First lleva Facebook Home preinstalado

Los departamentos de marketing de todo el mundo están ya salivando ante las posibilidades que brinda una aplicación inicial como Home de cara a la promoción de contenido propio y el branding de teléfonos móviles. Y obviamente, Google sacará de toda esta revolución una tajada importante.

¿2,4 estrellas? A Facebook no le importan, pero a Google…

Facebook le acaba de dar a Android una app innovadora, que hará que muchos usuarios de iPhone, envidiosos de la experiencia Home, se planteen pasar a un terminal Android. Y si Google en algún momento decidiera desenchufar Home, no habría problema alguno: tiene la llave de Android y puede hacer lo que le plazca. Pero ya hemos visto que no le conviene.

Los usuarios adictos a Facebook y que no se preocupen por el gasto que le supone Home en batería y datos, estarán encantados con Home y sus características. ¿2,4 estrellas? A Facebook no le importan: tiene sus propios medios para promocionar Home, y uno de ellos es viral: cuando la gente vea Home en acción, preguntará qué es. Y querrá instalarlo.

Otra cosa a considerar es que los usuarios de Android conocen ya muy bien sus aplicaciones. Quieren jugar a Pou, bajar juegos gratis, probar esa aplicación que le han recomendado y, obviamente, usar los servicios de Google. Facebook Home no impide usar tus apps, aunque lo ponga un poquito más difícil y mantenga su omnipresencia a través de los chat heads.

¿Y las otras apps del teléfono? Aquí están, debidamente encapsuladas por Facebook

A lo que tanto Facebook como Google sí deberán prestar atención es a los posibles problemas de seguridad y privacidad. Como ya se ha apuntado en TNW, Facebook puede recopilar información sobre las apps que usamos, el uso de la batería y la posición por GPS. Para más inri, Home puede desactivar la protección por patrón en la pantalla de bloqueo.

Si tuviera que trazar un parecido entre Facebook Home y un ser vivo, Home sería como el ficus estrangulador, una planta que rodea por completo árboles maduros y aprovecha su estructura para crecer y obtener toda la luz que necesita. El sistema operativo, con sus aplicaciones, queda relegado a un segundo plano, se convierte en mera caja de herramientas.

Para que Google no se moleste demasiado, Facebook deberá mejorar sus políticas de seguridad en Android.

¿El único perdedor? Al final es Apple (y sus usuarios)

Y es precisamente el teléfono de Apple el que corre el riesgo de quedarse fuera de este y otros experimentos de largo alcance. Innovar desde arriba ya no parece tan sencillo para Apple, sobre todo tras ver lo que la “democracia” de código abierto de Android está consiguiendo a través de Facebook Home y los nuevos “lanzadores / homepage“.

Android, el ganador de esta batalla, es un sistema operativo abierto que se puede modificar a placer, y gracias a esa libertad Home es viable en millones de teléfonos. En un iPhone eso es imposible: la arquitectura cerrada de iOS imposibilita que Home sea más visible que los iconos de Apple.

Si yo fuera un usuario de iPhone, me preguntaría qué hago con un teléfono que ya no es cool.

Cargando comentarios