La historia de amor y drama de este friki te hará llorar y replantearte tu vida: “no existe la novia perfecta”

Un gamer ha decidido revelar su drama de amor que enternecerá a toda la comunidad. Este gamer en cuestión ha explicado la historia utilizando fotografías y textos en inglés. Los iré traduciendo imagen a imagen.

“Ella juega a Zelda una hora por noche, normalmente en pantalones cortos. Creo que tengo la novia perfecta”.

“Siempre quisimos una bañera de hidromasaje pero nunca pudimos permitirnos una. Ella me sorprendió con una piscina para niños y un calentador portátil”.

“Ella combate su Desorden Obsesivo Compulsivo con una regla: nunca llegar dos calcetines iguales. También va a una escuela de cocina, lo cual mola”.

“La quería tanto que no me importo tomar fotos de chicas para su Facebook en su cumple”.

“Es una bromista. A veces ponía pasta de dientes en la botella de champú así que no me dejaba muchas opciones”.

“Más o menos cada semana, me preparaba una comida y dibujaba caras tontas en mi bocadillo de pavo (me gusta kétchup en mi pavo, no me juzgues)”.

“Recuerdo una noche. Debía haber pasado una semana infernal en el trabajo. Viajo mucho. Ella me dejó Tabasco en mi maleta para que pudiera ponerle picante a my Bloody Mary”.

“¡Llegué a casa y había pedido pizza”.

“Pero esta no es la historia sobre la novia perfecta. Me dejó esto el día que cortamos. Aún me rompe el corazón. Se mudó pocos días después”.

“La chica perfecta me dejó su posesión más preciada: su Nintendo 64 y Zelda. Juego cada día”.

La carta dice: “Eric. El tiempo pasa rápido. No olvides de tomarte momentos para jugar. La vida está en los pequeños detalles, después de todo”.

“Ella se mudó y me tranquilicé (en serio). Cometí un error al priorizar el trabajo. También maduré un poco y me di cuenta de algo importante”.

“No existe la novia perfecta. Más allá de estas fotos, tuvimos discusiones que podrían haberse evitado, tenía problemas, yo tenía problemas… tuvimos momentos imperfectos. Los cambiaría para volver atrás en el tiempo y darme cuenta de lo genial que estábamos, y para darme cuenta de que tenía algo muy preciado”.

No nos damos cuenta de lo que tenemos hasta que lo perdemos…

Fuente: 9gag

Cargando comentarios