Los problemas de sobrecalentamiento del Galaxy S7 desatan una gran polémica

¿Te apetece un poco de culebrón? Se acaba de montar una polémica debido a un nuevo problema de sobrecalentamiento con el Samsung Galaxy S7.

El portal El Chapuzas Informático, cuyo nombre lo dice todo, nos alerta de que Nordichardware, portal tecnológico, ha realizado una prueba con S7 para verificar que este nuevo modelo carece de problemas de sobrecalentamiento con el procesador Exynos 8890. Sorpresa: los consumidores que quieran darle caña a los novísimos Samsung Galaxy S7 y S7 Edge se van a decepcionar.

La refrigeración líquida en los S7 se queda corta para evitar el throttling. Cuando el dispositivo alcanza una temperatura de 38 grados, es decir, 8 grados más que la temperatura habitual, pierde un 25% del rendimiento. Es el efecto conocido como Throttling, es decir, la desactivación de núcleos o reducción de la velocidad de los mismos para reducir temperaturas, rendimiento y consumo del móvil.

Esta prueba se ha realizado exprimiendo al máximo la potencia de S7. Eso significa que no debería ocurrirte normalmente PERO se teme que pueda activarse con juegos futuros que requieran utilizar casi todo el rendimiento del móvil.

La polémica no acaba aquí. Tal y como resume Andro4All: “Estamos tratando de unos móviles tope de gama, por lo que los consumidores pueden y deben exigir el mayor rendimiento que tanto les han vendido”.

¿Te preocupan los resultados de estas pruebas?

Cargando comentarios