Guía de Mortal Kombat X: 7 trucos para principiantes

¿Quieres dominar Mortal Kombat X pero te apesadumbra sus controles? Calma y tranquilidad: en Softonic te echamos una mano con una guía básica que te repasará aquellos trucos que todo maestro de MK ha aprendido a dominar con el tiempo. ¡Y gratis!

Antes de empezar recuerda que puedes descargar Mortal Kombat X para PC desde Softonic.

Más vale pájaro en mano

Céntrate en un solo personaje. Mortal Kombat X cuenta con 29 luchadores, cada uno de ellos con tres variantes de lucha. Por lo tanto te liarás mucho si al principio intentas dominarlos a todos, especialmente si eres novato. Prueba unos cuantos personajes, elige al que más te gusta y quédate con él en tus primeras partidas.

Empieza por lo básico

Memoriza los combos más básicos del personaje que has escogido. Son los que están al inicio de su lista de movimientos en el tutorial. El objetivo es que nunca aporres botones; debes empezar a acostumbrarte a encadenar golpes con sentido.

Bloquea

Aprende a bloquear. Para empezar en una partida online no vas a poder encadenar combos con facilidad. Tus enemigos te bloquearán. Y tú debes hacer lo mismo. Va en serio: en Mortal Kombat X el bloqueo reduce mucho el daño que te provocan los rivales.

No abuses de tu especialidad

No abuses de los golpes especiales. Estos movimientos son poderosos pero fáciles de esquivar. Si no paras de usarlos, tu rival aprenderá a bloquearlos y se te acabará el factor sorpresa. Úsalos muy de tanto en cuanto para pillar desprevenido a tu rival.

Sorprende

Evita los patrones. Conforme te sepas más y más combos, no te olvides de los primeros que aprendiste. Es importante en un combate diversificar tus movimientos para que tu rival nunca sepa cómo bloquear tu próximo ataque. El maestro nunca olvida el primer combo que aprendió.

Experimenta con las alturas

Nunca olvides los golpes altos, medios o bajos. Cada combo realiza un daño diferente dependiendo de la altura. Ve al modo de prácticas y experimenta con las variaciones de tus combos para descubrir tus golpes más dañinos.

¡Danza por el escenario!

No seas una estatua. No dejes de moverte en plena batalla. Es más: realiza amagos. Engaña a tu rival haciéndole creer que vas a realizar un cierto ataque y luego ve en otra dirección para atacarle desde otro ángulo.

Cargando comentarios