La autora de Harry Potter cometió un crimen al terminar la saga. 9 años después, Rowling confiesa

JK Rowling, autora de las novelas de Harry Potter, hizo algo terrible cuando terminó de escribir su séptima y última entrega (Las Reliquias de la Muerte). Cometió un delito. Algo que ella jamás pensó que haría. Pero se sentía eufórica y decidió desmelenarse.

Ayer, lunes 11 de enero, se cumplió el 9º aniversario de la finalización de Las Reliquias de la Muerte. Rowling ha decidido revelar este pequeño secreto.

Rowling se encerró en un hotel de Edimburgo, el The Balmoral, para acabar el manuscrito de Las Reliquias de la Muerte. Y eso fue lo que hizo cuando decidió que lo había terminado:

Exacto. Rowling hizo un grafiti en la habitación. En el grafiti se lee: “JK Rowling acabó de escribir Harry Potter y las Reliquias de la Muerte en este habitación, la 652, del 11 de enero de 2007”.

El grafiti está escondido en la habitación todavía. Puedes ir en su búsqueda si quieres. Los fans han llegado a gastar mil libras para poder estar en la misma habitación en la que estuvo su autora preferida.

Fuente: RadioTimes

Cargando comentarios