¿Hay vida después de Partition Magic?

Una tarea fundamental, demasiadas veces postergada hasta el olvido, es la de crear particiones en el disco duro. La estructuración del espacio disponible en unidades favorece la defensa ante ataques de malware, a la vez que ayuda a controlar más fácilmente los permisos de lectura, escritura y ejecución.

La primera partición deberíamos destinarla a situar en unidades distintas el sistema de archivos de Windows y los documentos privados. De esta manera, si por alguna razón tuviéramos que borrar el sistema operativo, nuestros documentos, fotos y vídeos quedarían a salvo en otra unidad.

El disco de instalación de Windows permite crear cuantas particiones queramos después de formatear, lo cual puede suponer un gran inconveniente. En Softonic existen diversas soluciones para sortear el contratiempo del formateado. Cuando Partition Magic disponía de versión de evaluación no había dudas sobre la herramienta a utilizar. Hoy en día tenemos que conformarnos con programas que se carguen antes que Windows en un disco de tres y medio o un CD.

Partition Logic

Tras descargar la imagen ISO y grabarla en un CD, deberemos arrancar el equipo con el disco dentro de la unidad principal de lectura de CD o DVD. Previamente deberemos comprobar que en la BIOS del sistema está activada la opción de iniciar el sistema desde el CD antes que desde el disco duro.

No encontraremos con un programa con una interfaz tipo Windows, realmente cómoda para escoger el tamaño de las particiones y el tipo de formato.

Compuapps SwissKnife

Crea particiones en unidades externas, no en el disco duro, por eso el programa opera desde Windows.

 

Ranish Partition Manager

Este programa ha sido la alternativa clásica a Partition Magic. Para quien esté familiarizado con los menús BIOS les parecerá muy fácil de manejar. La interfaz tiene el mismo aspecto.

Al igual que partition logic, hay que cargar el programa desde una unidad externa antes de que se inicie el sistema operativo.

 

Otra opción realmente cómoda es la de usar un liveCD con alguna versión de Linux y ejecutar un programa de particiones tipo QParted.

Enlaces:

Cargando comentarios