6 formas originales de usar las historias de Instagram, Facebook, Whatsapp y cia

¡Están en todas partes! Estas pequeñas secuencias de imagen, vídeo y texto adornan todas las redes sociales y servicios de mensajería más usados. Sí, hablo de las “historias”. Seguro que las has visto en tu plataforma favorita y conoces a alguien que las usa pero el tema es, ¿para qué las puedes usar realmente? ¿Qué es lo que se debe compartir en ella? Vamos con unas cuantas ideas y consejos para hacer historias algo más originales.

Antes que nada, ¿cómo se crean?

¿Cómo? ¿A estas alturas no sabes de que te hablo? Tranquilo, vayamos al lío. Las historias (que es como las llama Facebook, Messenger, Snapchat o Instagram) o estados (así las llama WhatsApp) son pequeñas actualizaciones que puedes hacer en estas aplicaciones y que, a diferencia de las otras publicaciones de estas redes sociales tienen fecha de caducidad, normalmente 24 horas. Puedes combinar en ellas imágenes fijas y vídeos y adornarlas con textos, stickers, filtros y marcos (según la app). Además, las puedes compartir con todos tus seguidores, con una parte o hacerlas privadas para solo un usuario.

Para hacer una de estas historias tan solo debes ir al icono de historia de cada app (suelen estar en la parte superior de estas apps), tocar en él y dejarte guiar por su proceso fácil de hacerlas. En serio, es muy fácil, pero si al probarlo te quedan dudas te pedimos que nos dejes un comentario y crearemos tutoriales específicos para usar la opción de Historias de tu app favorita. Para muestra un botón, así se ven en la app de Facebook para iOS y Android

facebook-stories

Eso sí, ten en cuenta que si bien son parecidas, las historias tienen algunas limitaciones según la app. Por ejemplo, las de Snapchat o Instagram permiten añadir más de una foto o vídeo, mientras que en las de Facebook, Messenger o WhatsApp sólo podrás publicar una foto o vídeo cada vez y si quieres hacer una nueva deberás esperar 24 horas o borrar la anterior.

Y ahora que ya sabes de que te hablo vayamos a usos prácticos que les puedes dar a las Historias.

pexels-photo-242429

Mostrar los pasos de algo de lo que te sientas orgulloso

¿Eres un cocinillas? ¿Se te da bien la peluquería o el maquillaje? Muestra en una secuencia de fotos el paso a paso de alguno de tus trabajos (profesionales o por hobby), como el proceso de una receta que has hecho o el paso a paso de tu último look maquillaje. Tus seguidores alucinarán, y no solo eso, puedes enseñarles a hacerlo por ellos mismos (la función de añadir texto es muy útil en este sentido).

plato-academy

Soltar la perla del día

¿Eres un filósofo aficionado? ¿Tienes un humorista reprimido en tu interior? ¿Te gustaría ser tertuliano de un programa de TV? Si lo tuyo es la dialéctica de cualquier tipo también puedes usar las historias de tu app favorita para hacer un vídeo de escasos segundos soltando un consejo vital o una reflexión, contando un chiste o dando una opinión apasionada sobre un tema de actualidad. Eso sí, en estos últimos casos vigila qué dices y en qué tono… es muy fácil que se arme la marimorena en redes sociales.

sugar-skull

Mostrar un antes y después impactante

Imagínate que hace unas horas has anunciado en tus redes sociales que vas a hacer un cambio de look radical. Podrías poner en la app de turno una foto del antes y el después, pero es mucho más intrigante hacerlo a través de una historia. En Instagram puedes hacer en tres pasos: primero pones la foto de tu look antiguo, después una neutra con un texto que ponga “…y 3 horas después” y, por último, la foto de tu nuevo aspecto.

Esto también te puede servir para otros antes y después: una parte de tu cuerpo tatuada, tú normal y tú con el disfraz de Halloween, tu cuarto antes y después de ser ordenador (ejem…).

sea-beach-holiday-vacation

Mostrar un tour de vacaciones

¿Estás de vacaciones? Enseñar fotos y vídeos a la vuelta o, incluso, llenar el timeline de tus amigos de aburridos álbumes de fotos está pasado de moda. Sustituye todo esto por breves actualizaciones con fotos y vídeos de lo que vayas viendo en tu viaje, es mucho menos intrusivo y sólo disfrutarán de ellas los que realmente quieran.

En este sentido los filtros con geolocalzación y temperatura son muy útiles… especialmente si estás en un paraíso tropical a 25ºC y tus amigos sufriendo un frío de -5ºC en la ciudad… ¡da un poco de envidia sana!

unboxing

Hacer un unboxing / mostrar tus adquisiciones

¿Te acaba de llegar ese gadget o pedido de ropa que tanto estabas esperando? Los humanos somos muy simples y nos encantan los “unboxings” de productos… ¡Que viva el consumismo! Haz un breve vídeo abriendo un paquete y mostrando su interior mira cómo aumentan los “likes”.

3adb3153086a392ad616d412acff336d

Felicitar a tus amigos

¿Es el cumple de un amigo especial? ¿Una pareja de amigos se casa? ¿Tu primo acaba de ser padre? Si tienes que felicitar a alguien por algo puedes ser más original que el resto y, en vez de optar por el clásico mensaje privado o mensaje en el muro de Facebook mandarle una historia de forma privada o a un grupo limitado de gente. Cuando se hacen años todo el mundo espera que su muro se llene de “Felicidades!!!!” y fotos de tartas, pero no es tan habitual recibir una felicitación personalizada llena de stickers, filtros horteras y un “cumpleaños feliz” cantado fuera de tono.

private-keep-out

Un último consejo: cuidadito con lo de público/privado

Como hemos dicho, las historias de la mayoría de apps se pueden mandar de forma pública a todos tus seguidores o de manera privada, a uno o varios. No está de más decirte que tengas mucho cuidado con esto, no serías la primera persona que hace una actualización privada y que sin querer la lanza pública.

Y no, cuando hablo de ir con cuidado no solo me refiero a ese tipo de publicaciones íntimas pensadas para tu pareja (más de un famoso ha tenido disgustos con eso), sino también a mensajes que podrían ofender a alguien o incluso costarte una bronca con tu jefe o compañeros de trabajo.

Como es más fácil prevenir que curar te diría que, más que vigilar con los filtros de privacidad vigiles, en general, con qué públicas como Historias en redes sociales. Aunque son efímeras y se pueden filtrar por público hay cosas que JAMÁS se deberían publicar en ellas, de la misma forma que hay datos que nunca deberías proporcionar en redes sociales. Haz clic aquí para saber más sobre este tema.

Así pues, ante todo, tómate las Historias de Facebook, Instagram, Snapchat o WhatsApp como una forma poco seria de compartir información ligera y nada comprometedora… ¡A divertirse!

Cargando comentarios