Instagram, la guía completa: consejos para triunfar con tus fotos

En este primer episodio de nuestra guía de Instagram te explicaremos algunos trucos de profesionales para sacar fotos preciosas, y conseguir muchos “Me gusta”.

La fotografía es una forma de arte, y por lo tanto es libre por definición. Cualquiera puede decidir sacar una foto al objeto que prefiera, como prefiera. Pero hay algunos trucos que es útil conocer, que te permiten evitar errores comunes y hacer fotos que respeten algunos cánones estéticos compartidos. En resumen, fotografías que gusten.

Estos son nuestros consejos para tener éxito entre los seguidores de tu perfil de Instagram.

¿Cuál es el tema?

El error más frecuente es no tener claro cuál es el tema principal de la foto. Algunas no lo tienen, otras tienen más de uno. La consecuencia es una imagen poco interesante, en la que no se sabe muy bien hacia dónde mirar.

Sin embargo, es importante que quede bien claro quién es el protagonista de las fotos que hacemos. Esto no quiere decir que sea obligatorio que sea una persona, ni que tenga que ser una persona sola. Puede ser también una calle, la salida de emergencia de un edificio, una señal de tráfico, una manada de cebras o una multitud de gente en una plaza. Simplemente debe estar claro.

Para asegurarte de que una persona sea protagonista de una foto, hay varios métodos. Puedes fotografiarlo con un fondo neutro, sin elementos que distraigan. O puedes rellenar todo el encuadre con el sujeto, como en un primerísimo plano, sin que entren elementos que molesten. O puedes trabajar en la profundidad del campo, para hacer que sólo el protagonista esté en la foto, y el resto de la imagen no. Veremos más adelante como hacerlo.

Por lo tanto, recuerda: un sólo sujeto. ¡Y el “Me gusta” está (casi) asegurado!

La regla de los tercios

Esta es normalmente la primera técnica que se aprende en los cursos de fotografía, y es bastante sencilla. Lo ideal es dividir el encuadre en nueve partes iguales, trazando dos líneas horizontales y dos verticales, como éstas.

Le linee dei terzi

Los puntos de intersección de las líneas son aquellas en las que el ojo concentra mayormente su atención. Y es en estos puntos en donde se debería tratar de poner el tema principal de nuestras fotos.

Pongamos algún ejemplo usando como modelo Pindaro, mi jabalí de lata. En esta primera foto, está colocado en el centro de la imagen. No está mal, pero la foto es estática y poco interesante.

Terzi - Soggetto centrale

En esta segunda imagen, por el contrario, hemos colocado a Pindaro un poco más a la izquierda, en uno de los puntos de intersección de los cuales hemos hablado anteriormente.

Terzi - Soggetto ok

La composición es más interesante, y el espacio vacío hacia donde se dirige la mirada del sujeto hace la foto mucho más dinámica.

Sean tus seguidores conscientes o no, esta regla funciona. Y si la respetas, tus fotos ganarán en calidad y… en clics. Obviamente, como todas las reglas que atañen a la fotografía, se puede romper con excelentes resultados. Pero por ahora, ¡vayamos sobre seguro!

Gestionar la luz

Los smartphones no permiten regular la exposición manualmente, pero te permiten elegir el punto de encuadre sobre el cual calibrarla.

Cuando encuadras algo, puede suceder que tu teléfono decida regular la exposición en un punto demasiado oscuro o demasiado claro. En el primer caso las zonas en penumbra se verán correctamente, pero las zonas claras resultarán sobreexpuestas.

Esposizione sovraesposta

En el segundo caso, las zonas claras se verán bien, pero las oscuras estarán casi negras.

Esposizione sottoesposta

Para que todas las zonas de una foto se vean, es necesario indicar al fotómetro un punto de encuadre que no sea ni demasiado oscuro ni demasiado claro. Para hacer esto, basta con tocar en la panta de pantalla deseada, y el iPhone y el Android calcularán la exposición (y el foco, porque con Instagram no puedes configurar autoenfoque y fotómetro en dos puntos diferentes, como por el contrario, puedes hacer con VSCO). Si el resultado no te gusta, toca en diferentes puntos, hasta que encuentres el justo.

Sin embargo, también en este caso vale el mismo principio al que nos hemos referido en el punto anterior: las reglas, en fotografía, están hechas para romperlas. Y una foto con partes muy sobreexpuestas puede ser interesante, emotivamente intensa y creativamente notable.

Swakompund

Atardecer en Swakopmund, en Namibia

Si luego te encuentras con alguna foto demasiado clara o demasiado oscura, Instagram pone a tu disposición su herramienta para corregir la exposición y contraste en postproducción.

Lux icona ok

Un toque aquí corrige automáticamente los errores de exposición

Un último consejo: el flash produce casi siempre un efecto fúnebre en las fotos. Será difícil que una foto con flash hecha de noche o en un lugar cerrado sea bonita. Por el contrario, puedes usarlo cuando haces fotos de día, por ejemplo para corregir ligeramente las zonas en penumbra de una cara cuando hagas un retrato, y absorber el contraste entre las partes del sujeto con luz y las partes en penumbra.

Para activar y desactivar el flash en Instagram, toca el icono del rayo que se encuentra arriba a la derecha cuando estés en modo disparo. Las opciones son: flash apagado, flash encendido y flash automático (este último decide de manera autónoma si activarlo o no en base a la iluminación de la escena).

Flash icona

Fotos derechas, por favor

Esta es otra regla que parece obvia, pero no lo es. La mayor parte de las fotos hechas por fotógrafos no profesionales están torcidas. La sensación que una foto torcida produce, más o menos conscientemente, es de fastidio, y es difícil que alguien le dé al “Me gusta”.

Storta

Foto torcida

Dritta

Foto derecha

Para evitar este inconveniente puedes activar la rejilla, la misma que te ayuda a componer la foto respetando la regla de los tercios. Para hacerlo, cuando estás en Instagram en modo disparo basta con tocar el pequeño icono que se encuentra arriba a la derecha.

Inserisci griglia

Puedes también ayudarte con elementos del disparo, por ejemplo edificios y casas, o el horizonte. Aunque si por cualquier motivo no consigues hacer la foto recta, no te preocupes: Instagram incluye una herramienta para enderezarla en el modo de edición.

Por otro lado, si decides hacer una foto torcida hazla realmente torcida. ¡La línea límite entre el error y la inspiración artística es, a veces, muy sutil!

Qué fotografiar y cómo

El punto de vista, en fotografía, cuenta mucho. El ángulo desde el cual fotografías algo, a menudo, cuenta más que el sujeto elegido. Nuestro consejo es: muestra cosas y personas con un punto de vista desde el que no estamos acostumbrados a verlas.

Un ejemplo de ellos son los niños (que sin embargo salen siempre bien en las fotos). Como adultos, estamos acostumbrados a verlos siempre desde arriba, por lo tanto fotografiándolos desde esa perspectiva mostraremos algo ya visto, y será más difícil llamar la atención.

Si por el contrario, los fotografías desde abajo tendrás un punto de vista original, que llamará la atención con más facilidad y atraerá los “Me gusta”.

Otro ejemplo común: teclado y ratón. Vistos desde arriba, como los vemos normalmente, dicen poco.

Punto di vista - Mouse brutto

Punto di vista - tastiera brutta

Pero vistos desde un ángulo nuevo pueden ser, si no irresistibles, al menos un poco más interesantes.

Punto di vista - Mouse meglio

Punto di vista - Tastiera bella

Otro sujeto interesante es la grandeza del detalle. También en este caso se trata de algo poco familiar para nosotros, porque casi nunca les prestamos atención. Y es por esto que es un excelente motivo fotográfico. El detalle de un objeto común podría ser, de hecho, muy interesante, y contar también una historia.

La profundidad del campo

Para resaltar más el tema que fotografiamos, una profundidad del campo estrecha es un valioso aliado: disminuyéndola, de hecho, podemos tener un primer plano del protagonista de la foto y desenfocar el resto, que de este modo no distrae a quien la mira.

Sfondo sfocato

Los elementos del fondo distraen menos si están fuera del foco

Pero la profundidad del campo, ¿qué es? En palabras sencillas, “es la distancia por delante y por detrás del sujeto enfocado que aparece nítida ” (Wikipedia).

Las cámaras fotográficas semiprofesionales y profesionales permite ajustar manualmente casi todos los parámetros, incluido el obturadorla apertura del diafragma, y también montar diferentes objetivos, según las necesidades. Y son estos tres elementos los que influyen sobre la profundidad del campo.

Las lentes con gran distancia focal (los teleobjetivos, por ejemplo) tienden a reducirla (pero depende mucho también del uso que se hace de ellos). Influye todavía más la apertura del diafragma: cuanto más grande es, menor será la profundidad del campo.

Pero estos parámetros, en los smartphones, son automáticos. Y entonces, ¿qué margen de maniobra tenemos? Considerando también que la lente de nuestros teléfonos es amplia, y que por lo tanto tiene una distancia focal muy pequeña (y como consecuencia de ello, una gran profundidad del campo), ¿cómo podemos tratar de disminuir la zona de enfoque para fotografiar objetos o para hacer retratos?

Básicamente podemos trabajar con dos elementos: la distancia desde el objeto y el desenfoque en postproducción, que Instagram permite.

Cuanto más nos acercamos a la persona o a la cosa que fotografiamos, más disminuye la profundidad del campo, y el objeto al que apuntamos está enfocado mientras que el que está detrás o delante estará cada vez más desenfocado, a medida que aumentamos progresivamente la distancia desde el objeto, . Por lo tanto, puedes acercarte físicamente al objeto para desenfocar el fondo y resaltarlo más.

Profondità di campo - Soggetto lontano no ok

Aquí la profundidad del campo es excesiva para resaltar el sujeto

Profondità di campo - Soggetto vicino OK

Por el contrario, aquí la profundidad del campo es reducida porque hemos sacado la foto cerca del objeto

Otra técnica es usar el tilt-shift, una herramienta de Instagram que te permite, tras haber hecho una foto, desenfocar una parte, disminuyendo luego la profundidad del campo.

En el modo edición, selecciona el icono con forma de gota que puedes encontrar en la parte inferior.

Tilt shift icona

Los modos de intervención son dos: radial y lineal. Para nuestra propósitos, la segunda es la más útil.

Los filtros

Instagram ofrece una serie de filtros para dar un toque vintage a tus fotos. Usar uno u otro (o ninguno) es una cuestión muy personal, y el efecto final es casi siempre agradable.

Filtri

Si hay un filtro que te gusta más que los otros, podría convertirse también en uno de tus signos distintivos. Pero aquí no hay trucos para hacer “lo correcto”: ¡usa simplemente tu gusto!

¡Buena luz para todos!

En este artículo, como hemos repetido ya varias veces, la intención no era asegurar la fotografía con una serie de reglas y normas. Los nuestros son sólo consejos basados en la experiencia de muchos fotógrafos, que experimentando descubrieron que hay cosas que funcionan mejor que otras. Ahora no te queda otra que experimentar, ¡y ver si nuestros consejos han aumentado el número de “Me gusta” a tus fotos!

En la próxima entrega de la guía te explicaremos cómo gestionar la privacidad de tu cuenta de Instagram.

También te pueden interesar:

Cargando comentarios