5 consejos para instalar apps en Android sin que entren virus

Android te da la libertad de instalar apps que no están en Google Play, pero en esos archivos pueden ocultarse virus. Sigue estos consejos para instalar apps sin riesgos.

En Android puedes instalar apps a partir de archivos descargables, igual que en Windows. Estos archivos se llaman APK: son paquetes comprimidos que permiten instalar apps en Android sin necesidad de pasar por Google Play, la tienda de apps oficial.

Muchos autores de apps ofrecen los archivos APK porque Google Play a veces falla o porque han tenido problemas con Google, o simplemente porque consideran que distribuir la app sin intermediarios les otorga mayor independencia.

Pero esta característica se puede volver peligrosa si no tienes cuidado con la procedencia de lo que instalas en tu teléfono. Un archivo APK no pasa por los controles de seguridad y calidad de Google, y podría contener virus.

Si no quieres renunciar a la comodidad de descargar e instalar archivos APK, o si todavía no lo has hecho y quieres saber más antes de intentarlo, sigue estos consejos de seguridad: minimizarás el riesgo de infectar tu Android con un virus.

Marca la casilla de Verificar aplicaciones en los Ajustes

Cuando permites la instalación desde Orígenes desconocidos, es decir, la instalación de archivos APK, aparece una nueva opción llamada Verificar aplicaciones en los ajustes. Déjala marcada: esta opción permite que Google analice las apps que tienes instaladas en busca de peligro. Es como tener un antivirus gratis y que apenas consume recursos.

En Android 4.2 o superior, ve a Ajustes > Seguridad o a Ajustes de Google

Si la app que vas a instalar es detectada como peligrosa, Google te preguntará si quieres instalarla. Te recomiendo que no lo hagas a menos que sepas lo que haces.

Si Google considera la app como dañina sin lugar a dudas, la bloqueará directamente o la quitará de tu dispositivo. Esto es lo que verás en la pantalla:

Presta atención a los permisos al instalar el APK

Android obliga todas las apps que se instalan vía archivos APK a declarar qué permisos necesitan, como leer la agenda de contactos, enviar mensajes, etcétera.

Revisa siempre los permisos de las apps que instalas. Si un juego solicita poder enviar mensajes SMS, por ejemplo, es una pista de que algo raro se cuece.

En la duda, lo mejor es denegar la instalación y buscar información en sitios especializados o en foros de ayuda, o contactar directamente el autor de la app.

Instala un antivirus para Android

Si eres aficionado a instalar apps a partir de archivos APK, tener un antivirus para Android instalado añade una capa de protección adicional que te puede salvar el pellejo.

Avast Mobile Security es uno de los antivirus para Android más populares y completos

La mayoría de antivirus permiten revisar rápidamente los permisos de las aplicaciones para identificar las más sospechosas. ¿Otra opción? Subir el archivo APK a un antivirus online.

Ejecuta el archivo APK en un emulador [Avanzado]

Los más expertos pueden instalar un APK sospechoso en un emulador de Android, como Bluestacks, o en una máquina virtual con Android instalado, sin poner en peligro tus datos.

Bluestacks es un Android que puedes ejecutar dentro de Windows

De esta forma, puedes ver qué hace la aplicación antes de instalarla en tu teléfono o tableta. Si optas por este método avanzado, no guardes tus datos y contraseñas en la máquina virtual.

Solo descarga archivos APK de fuentes confiables

Fuentes confiables son aquellas donde el autor se identifica claramente y ofrece vías para contactar con él en caso de problemas. Si algo parece sospechoso, evítalo.

Bajar archivos APK de los mercados alternativos, como Amazon Appstore o F-Droid es muy seguro, y lo mismo vale para páginas con comentarios y valoraciones de los usuarios.

Amazon Appstore es una alternativa a Google Play que funciona mediante archivos APK

Evita los black markets (mercados negros) de apps. Muchas de las aplicaciones que contienen, además de pirateadas, pueden ser muy peligrosas para tu teléfono.

Con los APK vale lo mismo que con los EXE

Descargar e instalar archivos APK es seguro si tienes cuidado con su origen y controlas bien los permisos que solicita y su propósito. Google y los antivirus te pueden ayudar a mantener a raya el malware, pero no siempre estarán ahí para salvarte: entrena tu sentido común y sobre todo fíate solo de fuentes confiables.

¿Has tenido alguna vez una sorpresa desagradable por culpa de un APK?

Sígueme en Twitter: @remoquete

Únete a la comunidad Android Academy

Cargando comentarios