Apple prepara un iPhone radicalmente diferente a todo lo visto hasta ahora

Si los nuevos rumores son ciertos, el próximo iPhone, previsto para 2017, sería el más diferente hasta la fecha. La fuente de esta especulación es Ming-Chi Kuo, analista de KGI Securities, una persona que acierta más que falla en cuanto a los planes futuros de Apple (predijo el lanzamiento del iPhone SE de 4 pulgadas). Todo lo que viene ahora es un resumen de sus pronósticos.

Apple introducirá en 2017 un iPhone con partes delanteras y traseras curvas, cargador inhalámbrico y una pantalla más grande para el modelo Plus. Al igual que iPhone 4 y iPhone 4S, el iPhone de 2017 regresará a la carcasa 100% de vidrio, con la delantera y el “trasero” del mismo material. A algunos usuarios de iPhone no les gustará esta decisión ya que sus 4 y 4S eran propensos a romperse cada dos por tres y era difícil saber si sacabas el smartphone del bolso o del bolsillo por la parte delantera o trasera.

El regreso al vidrio ayudaría a Apple a aligerar el peso del nuevo iPhone en comparación con el iPhone 6S de aluminio.

Dicho vidrio se curvaría en sus bordes tanto delante como detrás, dando al iPhone un aspecto más redondo. Echa un vistazo a este concepto.

La pantalla utilizará tecnología AMOLED, una sospecha habitual en los móviles Samsung durante los últimos años. AMOLED gasta menos batería y sus negros son más negros y sus blancos más blancos que los colores de la tecnología LCD que iPhone ha usado durante años.

El modelo Plus será más grande, con una pantalla de 5.8 pulgadas en lugar de las 5.5 pulgadas del 6S.

Con el objetivo de aligerar el peso de los iPhone, Apple sacrificará los puertos. Di adiós a la entrada de auriculares, por ejemplo. Aunque el puerto Lightning seguirá presente en iPhone 7, Apple introducirá la recarga inhalámbrica. Esta tecnología ya existe pero no ha sido adoptada de forma masiva por los usuarios.

Fuente: CNN

Cargando comentarios