Los juegos free-to-play para móviles y su coste real

Hay un montón de juegos gratuitos para Android en Google Play. Por desgracia, esto no es exactamente así. A menudo, al jugador se le pide que pase por caja. Así vemos que los denominados juegos free-to-play no lo son del todo, sino que vienen cargados de costes ocultos que hacen que, si quieres disfrutar totalmente del juego, te acaben saliendo bastante caros.

En este artículo vamos a desentrañar qué esconden los juegos gratuitos que te puedes descargar en tu móvil, viendo los costes reales que te podrían suponer si fueses un jugador muy activo.

El concepto free-to-play funciona de manera subliminal. La primera vez que tu móvil carga el juego lo hace de forma gratuita, y no vas a tener que desembolsar ninguna cantidad.

El gancho llega cuando llevas un tiempo de juego, el justo para tener cierta adicción. De repente, vas a tener que esperar horas para que un edificio se acabe de construir en un juego de estrategia. O tendrás que ser paciente hasta que se recargue tu barra de energía y puedas seguir disfrutando de tu vida virtual.

Y cuando la paciencia se rompe es cuando algunos jugadores se plantean sacar de la cartera su trajeta de crédito y desembolsar dinero real para acelerar el juego. En este artículo vamos a hablar de 5 famosos juegos de la Play Store de Android que pueden hacerte gastar mucho dinero.

Los Simpson: Springfield

En Los Simpson: Springfield empezarás siendo Homer Simpson, que debe reconstruir Springfield de cero mientras van reapareciendo todos los personajes de la serie, incluyendo su famosa prole. Para acelerar la construcción de los edificios puedes comprar rosquillas virtuales.

El precio de las rosquillas es

De 1,79€ a 89,99€

Nuestra opinión: Si no tienes cabeza, este juego te puede salir muy caro. Sin donuts deberás esperar algunas horas hasta que cada edificio o actividad estén terminados. Bueno, ármate de paciencia y ve al bar de Moe a tomarte unas Duff… te saldrán más baratas unas birras que pagar para jugar.

Top Eleven

Top Eleven es el juego ideal si tu sueño es llegar a ser como Mourinho o Guardiola. La clave del éxito para avanzar en tu carrera como míster es hacer buenos fichajes y entrenar a consciencia a tus jugadores. Esto es más fácil con los Token, las monedas especiales del juego.

Precio de los Token:

De 1,90€ a 95€

Nuestra opinión: Sin la inyección de efectivo adicional de los Token, es muy difícil avanzar en el juego. En eso sí que se parece Top Eleven al fútbol real: quien tiene más dinero tiene todas las de ganar... así que si no quieres pagar confórmate con estar en zona de promoción y olvídate de la Champions.


Civilized Age: Empires Rise

En Civilized Age: Empires Rise puedes construir tu propio imperio. Pero mejorar cada edificio requiere de mucha paciencia… o de una abultada bolsa de monedas de oro para acelerar el proceso.

El precio del oro es:

De 0,79€ a 99,74€

Nuestra opinión: Ser emperador es muy costoso… o te saldrán canas esperando en convertirte en uno.


Smurfs’ Village

Pequeños, dulces y azules, ¡los Pitufos también quieren pitufar tu teléfono Android! Como en otros juegos de este artículo, en Smurfs’ Village de lo que se trata es de construir tu villa. En este caso la moneda para acelerar tan farragoso procesos son las Pitufresas.

El precio de las Pitufresas es:

De 3,66€ a 73,38€

Nuestra opinión: Al poco de jugar a Smurfs’ Village te darás cuenta que las Pitufresas se te hacen muy necesarias. A favor del juego diremos que cuando empiezas a jugar ya se te advierte que se trata de un título free-to-play y no de un juego 100% gratuito: en ese aspecto gana frente a juegos más “engañosos”.


Real Racing 3

En Real Racing 3 es uno de los mejores coches de carreras que encontrarás en Google Play. Sin embargo, para conseguir los mejores coches deberás tener muchas suerte… o pasar por caja. Aquí la moneda de cambio es el oro.

Precio del oro:

De 1,79€ a 89,99€

Nuestra opinión: Según como se mire, Real Racing 3 es un juego que se acerca a la realidad, y es que para conseguir los vehículos más espectaculares deberás pagar ingentes cantidades de dinero. Si te resistes vas a poder jugar sin problemas… pero claro, olvídate de los coches más flamantes y confórmate con un “cuatro latas” (bueno, tampoco nos pasemos).


Los free-to-play y la falta de transparencia

No hay ningún problema: todo el mundo puede gastar su dinero como pueda. Además, todo desarrollador de juegos es libre de comercializar su producto. El gran problema reside en la falta de transparencia de éstos: no queda claro, cuando instalas un juego, que deberás pagar para seguir avanzando.

De los juegos analizados en este artículo, sólo Smurfs’ Village advierte al usuario de sus posibles costes ¿Cuántos juegos lo imitarán para ser igual de transparentes?

Y a ti, ¿qué opinión te merecen los juegos free-to-play?

Cargando comentarios