Aprende a mantener limpio tu PC por dentro y por fuera

Mantener limpio un dispositivo es fundamental para que funcione correctamente. De igual forma que limpiamos la pantalla de nuestro móvil o de nuestro ordenador, también es importante limpiar el interior de nuestros equipos, porque con el paso del tiempo se va acumulando suciedad que impide que el rendimiento sea el del principio.

Esa suciedad provocará, entre otros muchos problemas, que el PC vaya calentándose más y más y que por lo tanto el procesamiento más lento.

ventblockers_05

La acumulación del polvo es inevitable, los ventiladores tienen una gran capacidad de succión y es casi imposible que no lo absorban, por eso debemos hacer lo que esté en nuestras manos para evitar que ese polvo que entra desgaste los ventiladores. ¡Sin duda tenemos motivos más que suficientes para limpiar nuestros PCs cada cierto tiempo!

Para limpiar el polvo que hay en el interior os recomendamos que lo llevéis un equipo de expertos, ya que si abrís el PC sin saber lo que estáis haciendo debéis tener en cuenta que lo hacéis por vuestra cuenta y riesgo y podéis perder la garantía. El proceso es muy sencillo, así que si el equipo es más viejo y os atrevéis a hacerlo, tampoco encontraréis muchos problemas.

Pero más allá del polvo también hay otro tipo de limpieza que es recomendable hacer: la limpieza de software. Y esta sí podemos hacerla nosotros echando mano de algunas herramientas como un buen antivirus. Este es de hecho el primero de los cuatro consejos que os vamos a dar.

slow-pc-nop

1. INSTALA UN ANTIVIRUS

Hay muchos en el mercado. Elige el que quieras y el que mejor te funcione a ti. Habrás oído opiniones de todo tipo, y seguro que habrás probado varios, pero siempre hay uno que a ti personalmente te ha funcionado mejor. Tenlo siempre actualizado y, por supuesto, conectado a Internet para que pueda hacer su trabajo. Los antivirus, tanto los gratuitos como los de pago, pueden evitar que tipos de malware u otro tipo de virus se instalen en tu ordenador y te hagan perder datos y mucho tiempo.>

2. LIMPIA TU ESCRITORIO

Tu escritorio te define. Digamos que es como la entrada de tu casa o tu habitación. Si eres una persona ordenada se verá en tu escritorio. Mantener el escritorio limpio es importante porque si acumulas muchos archivos en él serás menos productivo y también hará más lento el ordenador. Recuerda que el escritorio usa mucha memoria RAM, así que si está muy cargado necesitará más recursos.

shutterstock_23541925-640x427

3. AÑADE O INSTALA UN LIMPIADOR

Muchos antivirus vienen con limpiadores, pero si no es el caso del tuyo, te recomendamos que instales uno. Los limpiadores son los encargados de limpiar elementos o archivos superfluos de tu disco duro que ocupan espacio sin necesidad. Por ejemplo, borran ‘cookies’ o el historial de navegación, así como archivos temporales que quedan almacenados en el PC.

4. DESFRAGMENTA EL DISCO DURO

De vez en cuando viene bien que desfragmentes el disco duro. Este es uno de los procesos más desconocidos por los usuarios a la hora de limpiar un PCs, pero también es fundamental para su puesta a punto. Al irse escribiendo y borrando archivos continuamente en el disco duro, un archivo puede quedar “partido” en muchos pedazos a lo largo del disco; se dice entonces que el archivo está “fragmentado”. El acceso a los archivos se vuelve ineficiente y es por eso que es fundamental la desfragmentación.

Cargando comentarios