Lo peor que puede pasar en la primera cita con tu ligue online

Internet ha dado un vuelco a la vida de todos. Cosas tan habituales como leer la prensa, trabajar, hablar con los amigos o incluso ligar se hacen en su mayor medida a través del ordenador o smartphone. ¿Quién flirtea todavía en bares y discotecas si con un app podemos encontrar alguien afín a nuestra personalidad? Tinder, Snapchat, Zoosk o la red social Badoo son algunas de las favoritas de los jovenzuelos de hoy en día. Únicamente tienes que ojear a los usuarios en celo de su catálogo y elegir “a la carta” el novi@ que siempre deseaste. ¡Es maravilloso!

Pero el cortejo virtual no es siempre tan sencillo y surgen muchas dudas a la hora de tener la ansiada y temida primera cita. ¿Te preocupa conocer a tu futuro novi@ cara a cara? ¿Quieres estar preparad@ para que todo vaya como una seda? Como muchos dicen, lo mejor para salir airoso de una situación límite es ponerse en el peor de los casos. Así pues, ármate de valor y sigue leyendo para descubrir las peores situaciones que podrían ocurrir en tu primera cita. Más vale prevenir que curar.

1. La persona jamás se presenta

Por fin ha llegado el glorioso día en el que te encontrarás con el pivón que conociste en Skout o que te dio el flechazo en OkCupid. Estás perfect@, llevas el conjunto que has comprado expresamente para esta ocasión y has hecho una reserva en el restaurante más caro de la ciudad pero… ¡tu cita jamás llega! Además, para terminar de arreglar la tarde se ha puesto a llover exclusivamente donde estás y por alguna extraña razón te persigue un cuarteto de violín aficionado a la música depresiva.  Es común que las parejas virtuales sufran ataques de amnesia y jamás se presenten al encuentro; intenta no decepcionarte mucho.

2. Tu pareja es “un poco” distinta que en foto

En esta ocasión tu pareja sí se ha presentado a la cita pero ¿qué demonios le ha pasado en la cara? Si tu amad@ no se parece en lo más mínimo a su foto de perfil de Facebook o eDarling es más que probable que te haya mentido. Quizá lo haya hecho por timidez, por falta de confianza o porque es el archienemigo de Batman, Clayface. Te tocará decidir si soltar el nunca bien recibido “¡dios mío, eres horrend@!” o darle una oportunidad a que te explique el porqué de su cambio de look.

3. Tu cita sabe demasiadas cosas de ti

Si habéis conseguido encontraros y reconoceros, enhorabuena ¡las cosas pintan bien! Vaya, pero has olvidado la dirección del restaurante que has reservado. Por suerte tu pareja la recuerda de memoria y también sabe la ruta más rápida para llegar a tiempo. Pero también recuerda la dirección de tu casa (¡aunque jamás se la diste!), conoce tu árbol genealógico hasta la Edad Media, tu número de la seguridad social o sabe de qué color es la ropa interior que llevas hoy. Hay mucho acosador suelto por internet, ve con cuidado.

4. No encajáis ni con calzador

Si bien es cierto que muchas de las apps y páginas web como eHarmony aseguran encontrar alguien 100% compatible contigo, no siempre todo sale a pedir de boca. La atracción entre dos personas no se basa exclusivamente en el físico o en los gustos. Quizá después de conocer  a tu cita y descartar que se trate un asesino en serie, descubras que no hay esa chispa que toda relación necesita.

5. Surge algún malentendido

Por fin ha llegado el día de conocer a tu chic@ pero, una vez empezáis a hablar te das cuenta que algo no va bien. ¿Acaso interpretó mal tus mensajes? ¿Utilizaste mal algún emoji de Whatsapp? Intenta ser muy claro con la persona a la que vas a conocer y ve con cuidado con los mensajes que envíes. Al no tener a la persona delante o no escuchar su voz, es muy fácil que surjan equívocos. Sabemos perfectamente que ser críptico es divertido y en ocasiones puede resultar sexy, pero en sus inicios una relación debe ser lo más clara y sincera posible. Luego y después de muchas citas ya habrá tiempo para ser todo lo enrevesado que quieras.

Como puedes ver, las citas por Internet son toda una aventura llena de misterio, emoción y en las que –crucemos los dedos- puede haber un final feliz. ¿Has quedado alguna vez con una pareja por Internet? ¿Cuál es tu app favorita para ligar?

Cargando comentarios