Mailbox: ¿Un cliente de correo para iPhone que piensa diferente?

Mailbox es la única aplicación para iPhone que recuerdo que haya tenido una lista de espera para ser descargada. Quienes quisieron probarla antes que nadie, han tenido que hacer cola y esperar a que llegara su turno.

Ahora, al fin, Mailbox está disponible para todos. Por el momento, sólo maneja cuentas Gmail y está en inglés. La pregunta que surge es: ¿por qué usar Mailbox en lugar de la aplicación oficial de Google para Gmail?

Hay varias razones. Lo que más intrigaba era la principal promesa de Mailbox: que iba a cambiar no sólo la forma de gestionar tu correo a través del móvil, si no también la forma de gestionar tu tiempo. Y para ello han propuesta una nueva forma de leer y almacenar mensajes de correo electrónico.

Veamos cuáles son las novedades que aporta este cliente de correo electrónico a nuestro iPhone y a nuestras vidas.

Instalación y puesta a punto

Tras la instalación, después de escribir tu cuenta de correo y tu contraseña de Gmail, Mailbox te muestra un breve tutorial explicando las funciones de esta app: archivar (Archive), aplazar (Later) y añadir el mensaje a una lista (Lists).

En el párrafo Herramientas de Mailbox profundizaremos en cada una de ellas.

Después del tutorial introductorio, puedes elegir cómo será la bandeja de entrada. La primera posibilidad es que se muestre tal y como es la bandeja de entrada de Gmail marcando No en la opción Need help getting to zero? Así verás los mensajes no leídos como en un gestor de correo normal y corriente.

Aunque para aprovechar realmente Mailbox, lo mejor es marcar Yes en Need help getting to zero? Ahí es donde radica la principal ventaja de esta aplicación, enfocada en tu productividad, permitiéndote armonizar el flujo de correo diario con unas sencillas reglas.

Para conocer qué regla de Mailbox te interesa más, es recomendable ir a Learn More en la opción Need help getting to zero?:

Regla 1: Archive Everything (Archívalo todo). La bandeja de entrada se vacía por completo, alegrándote el día. Por descontado, los mensajes no desaparecen: estarán guardados en la carpeta Archive, que en la web de Gmail tiene como equivalente la carpeta Todos (los mensajes).

Regla 2: Archive All Except Unread (Archiva todo salvo los mensajes no leídos). Con esta segunda regla, todos los mensajes van a parar a Archivo salvo los mensajes no leídos, que permanecen en la Bandeja de entrada. Esta es la opción más deseable si empiezas a trabajar con Mailbox, ya que en poco tiempo gestionarás tus mensajes no leídos con el nuevo sistema de Mailbox.

Regla 3: Archive All Except Starred (Archiva todo salvo los mensajes destacados). Su nombre lo dice todo.

Una vez elegida la regla que más se adapte a tus necesidades, ya es el momento de empezar a usar Mailbox.

La interfaz

La organización gráfica de Mailbox es muy racional. En la parte superior de la pantalla hay cinco botones, tres de ellos agrupados entre sí.

Con el primer botón, representado por tres líneas horizontales, accedes a todas las casillas: Mailbox, Later, Lists (y todas las listas que hayas creado), Archive (Archivo), Trash (Papelera) y Sent (Enviado). Todos los correos electrónicos son accesibles de ahí.

También encontrarás el menú Settings y Help, el último muy importante para conocer todo lo que esconde Mailbox. Encontrarás muchas respuestas, acompañadas de dibujos explicativos y vídeos, así como una colección de trucos, consejos y otros servicios útiles.

En el menú Settings puedes añadir nuevas cuentas de correo electrónico, editar las cuentas ya configuradas, seleccionar una cuenta predeterminada, adjuntar una firma automáticamente a los correos enviados, seleccionar la configuración de las listas, repeticiones, preferencias de sincronización y notificaciones.

Con los otros tres botones tienes acceso a Later, Mailbox y Archive. Y con el último botón puedes enviar nuevos mensajes.

Mailbox aprovecha muy bien la pantalla táctil del iPhone. De hecho, puedes realizar todas las acciones posibles con gestos.

  • Deslizamiento corto hacia la derecha: Aparece una barra verde que significa mover a Archive (Archivo).
  • Deslizamiento largo hacia la derecha: Aparece una barra roja que significa enviar a Trash (Papelera).
  • Deslizamiento corto hacia la izquierda: Aparece una barra amarilla y un menú para que puedas elegir el momento en que se mostrará una notificación.
  • Deslizamiento largo hacia la izquierda: Aparece una barra marrón y se abre el menú de listas para elegir a dónde mover el mensaje.

Evidentemente, los autores de Mailbox se han esforzado en simplificar la interfaz al máximo. Y el resultado es muy satisfactorio. Lástima que no tenga la opción de vista horizontal al girar el iPhone.

Ahora veamos en detalle todas las características que ofrece la aplicación.

Herramientas de Mailbox

Later

Es una de las opciones de Mailbox que más usarás. Puedes aplazar momentáneamente la lectura de un mensaje para retomarla en otro momento más propicio.

Puedes posponer la notificación de un mensaje para otra hora del día (Later Today), por la noche (This Evening), al día siguiente (Tomorrow), el próximo fin de semana (This Weekend), a la próxima semana (Next Week), dentro de 30 días (In a month) o algún día sin especificar (Someday). La última opción permite escoger una fecha exacta para el aviso (Pick Date).

El síndrome de procrastinación puede hacer que algunas personaes abusen de la opción Later. Pero si se utiliza bien, se convertirá en un compañero inseparable.

Listas

Las listas son una especie de categorías o carpetas donde se almacenan los mensajes y que garantizan una bandeja de entrada ordenada. Por defecto, Mailbox ofrece tres listas: To Buy (Comprar), To Watch (Ver) y To Read (Leer).

Para mover un mensaje a una lista, sólo tienes que deslizar el dedo hacia la izquierda hasta que aparezca una barra marrón. Puedes elegir entre enviar el mensaje a una lista o crear una lista nueva.

El logotipo

Hay que destacar el logotipo de Mailbox, que no muestra los mensajes no leídos sino los que aún no se han guardado en otro lugar (por ejemplo, en una lista o en el apartado Later).

Lo ideal es tener en la bandeja de entrada solamente los correos electrónicos que requieren tu atención inmediata. Cuando la tarea se ha completado, se puede tirar, o archivar, el mensaje o moverlo a alguna lista.

Bonito, pero…

Mailbox es una aplicación con muchas ventajas, pero también con algunos defectos:

1. No es adecuado para todos

El usuario más habituado a Gmail, seguramente se encontrará incómodo con Mailbox. Por su naturaleza, rompe con la filosofía de Gmail. En cambio, quienes siempre han usado las funciones básicas de Gmail, la mayoría de usuarios, pueden apreciar Mailbox.

2. Dejar de usarla no es fácil

Si en algún momento quieres dejar de usar Mailbox, tienes que quitarle permisos para acceder a Gmail siguiendo las instrucciones de la ayuda, algo que ningún cliente de correo electrónico te pide hacer.

3. El cliente…monocliente

Por ahora, Mailbox sólo funciona con Gmail. La buena noticia es que puedes gestionar varias cuentas, por lo que no supone algo revolucionario en este sentido.

4. Busca, pero ¿encuentra?

La función de búsqueda no es lo mejor que tiene Mailbox. A veces, los resultados no se ajustan a nuestra búsqueda, siendo mejor el buscador de Gmail.

5. Adiós a las etiquetas

Si utilizas el sistema de etiquetas para clasificar tu correo en Gmail, has de saber que Mailbox no las soporta. En sí, Mailbox es una alternativa al uso de las etiquetas, pero si las necesitas, te será imposible reaprovecharlas.

6. Gestos: o te gustan o no

Los gestos para gestionar los mensajes pueden confundir a algunos usuarios, ya que no son tan intuitivos como los que encontramos en otras aplicaciones. Lo bueno es que van un paso más allá, pero lo malo es que requieren tiempo para habituarse.

¿Es mejor Mailbox que la aplicación oficial de Gmail?

La aplicación de Gmail es muy parecida a la versión web, simplificada y adaptada al iPhone. También ofrece algunas herramientas interesantes, como respuesta automática o la posibilidad de enviar un dibujo a mano como adjunto.

La función de búsqueda de Gmail es mejor que la de Mailbox, algo lógico si tenemos en cuenta que es Google quien está detrás de Gmail.

Elegir una aplicación u otra es, pues, una elección personal. En función de que necesites procesar correos lo más rápido posible o que utilices etiquetas, eligirás Mailbox o Gmail.

Usado correctamente, Mailbox es una excelente herramienta que consigue dejar tu bandeja de entrada a cero, dándote tranquilidad para que te centres en tu trabajo diario.

Prueba Mailbox y danos tu opinión.

Vía OnSoftware IT

Cargando comentarios