Pando, ¿El P2P más veloz?

En esto de los programas soy muy infiel, no entiendo de fanatismos tipo “emule es mejor que ares” y me mudo de uno a otro a la que me ofrecen los resultados que busco. Esto me ha llevado a probar prácticamente todos los P2P habidos (los por haber, lógicamente, no). Esta senda pedospera me ha llevado hasta Pando, programa con el que llevo conviviendo unos cuantos meses en perfecta armonía: le alimento, me da lo que quiero, me deja ver el fútbol y apenas le soy infiel (sólo un poquito con uTorrent).

Aunque Pando se haya descargado más 15 millones de veces, no se puede decir todavía que tenga mucha popularidad. Si no me crees pregunta a tus conocidos si saben qué es Pando. Probablemente, la gran mayoría de personas no sale de su Ares o su eMule, que por otro lado no lo criticamos, sobre todo si les va bien con ellos.

Para los que no estáis del todo satisfechos y para los que os gusta probar nuevas emociones (si aúnas las dos características ya ni te cuento) os abrimos de par en par las puertas de Pando.

¿Qué es Pando?

Pando es un programa para compartir archivos de gran tamaño. Aunque se catalogue como programa P2P (como eMule y similares) su funcionamiento está a medio camino entre un P2M, un servicio de hosting y un programa torrent. Tranquilo si te suena a chino, ahora te explicamos cómo funciona, y tampoco te hace falta entenderlo para utilizar Pando, es sólo para satisfacer tu curiosidad.

Existe una versión gratuita y una pro, esta última de pago, sin publicidad y con una supuesta velocidad de descarga mayor. Se podría pensar que en cierta manera se lucran por el intercambio de archivos, pero bueno esa es otra historia.

Cómo funciona: envío de archivos

Veamos, todo comienza cuando una persona manda un archivo a una dirección de correo electrónico, este archivo se almacena en los servidores de los dueños de Pando y se obtiene un archivo “.pando“, que es muy similar al sistema de las descargas vía torrent y sirve de “llave” para la descarga. Sólo tienes que pasar ese archivo .pando a quien quieras y lo descargará cómodamente.

El archivo enviado expira a los 30 días a menos que alguien que lo descargue pulse de nuevo sobre “share”. De esta forma, no se eliminará el archivo y durará 30 días más desde que le dimos a share.

Cómo funciona: descarga de archivos

Descargar archivos con Pando no puede ser más fácil. Sólo necesitas dos cosas: tener Pando instalado y el archivo .pando de la descarga correspondiente.

Lo primero, instalar Pando, es muy sencillo y no requiere configuración alguna. Lo segundo, conseguir el archivo .pando, es también relativamente fácil gracias al todopoderoso Google y a la gran cantidad de páginas que ofrecen descargas para Pando.

Ventajas e inconvenientes

¿Empezamos por las ventajas o por los inconvenientes? Empecemos por los inconvenientes, así vamos de menos a más , que siempre te deja mejor cuerpo.

Comparando Pando con otros sistemas P2P, sus mayores inconvenientes son que no incluye buscador, que tiene publicidad (sólo “molesta” cuando añades una nueva descarga, esperas 5 segundos y listo), y que su sistema de medición de velocidad de descarga no está muy cuidado, no tiene velocidad global, por ejemplo.

El primer inconveniente se soluciona gracias a Google y las pandopáginas, el segundo comprándolo y el tercero con un medidor de velocidad. Vamos, todo esto suponiendo que quieras “solucionar” estos inconvenientes, que hacer falta, lo que se dice hacer falta tampoco es que haga.

Las ventajas de Pando son principalmente dos, aunque si me apuras se podría reducir a una: su magnífica velocidad de descarga. Ya verás como te sorprende, sin apenas configurarlo, tras algunos minutos, alcanzarás velocidades prohibidas.

Su otra ventaja es que se pueden compartir/enviar carpetas enteras, normalmente, el resto de P2P se limitan a un único archivo.

Instalación

Bien, si te hemos convencido y decides probarlo, te guiamos por el proceso de instalación de Pando.

En el primer y único paso sólo necesitarás instalar el primer componente, Pando, el resto son añadidos para Outlook e Internet Explorer que realmente no necesitas. Basta con desmarcar los que no te interesen y pulsar sobre INSTALL PANDO.

Tras unos segundos tendrás Pando instalado en tu equipo.

Una vez instalado, esta versión de Pando comenzará a descargar, sí así por las buenas, un vídeo con una señorita, Vanessa Rae, presentándonos (en inglés) las bondades de los canales de Pando. No te asustes, apenas ocupa 16 MB y así aprovechas para ver qué tal descarga.

Opciones

Si lo deseas, como todo buen programa, Pando cuenta con un menú de opciones para que configures a tu gusto algunos de los aspectos del programa.

En Pando no hay mucho por toquetear, de hecho no es necesario cambiar nada. Si quieres, el menú de opciones, dentro de Transfers destacamos los avisos de descarga, analizar descargas con antivirus y limitar la velocidad de subida. Dentro de Storage encontraremos otra opción interesante: la carpeta en la que se guardarán las descargas.

 

Conclusión

Dentro el amplio abanico de programas P2P, Pando es una opción al alza más que interesante. Es un programa peculiar, con bastante publicidad, pero muy efectivo y veloz.

En el mundo de los P2P hay programas que perduran y otros que brillan durante un periodo impredecible de tiempo. Pando está brillando ahora con mucha fuerza, pero nadie sabe cuánto tiempo durará su brillo. ¿Te subes a su tren? Yo subí y no me pienso bajar hasta que me echen.

Enlaces:

Cargando comentarios