Photoshop vs GIMP

Jose María: ¿Qué tal, Iván? Últimamente he estado probando Photoshop en el PC de Softonic, aprovechando que lo tenemos instalado, para hacer algún retoque a las capturas de programas, y tengo que decirte que estoy muy desilusionado.

Aunque mi ordenador no es una maravilla, va bastante bien en el día a día, pero es abrir Photoshop y todo se ralentiza. Además, tarda demasiado en abrirse, cargándome librerías que ni siquiera necesito. Definitivamente me quedo con GIMP. Tú que eres habitual de Photoshop, ¿qué opinas?

Iván: Hola Jose María. Así, a bote pronto, opino que eres un poco bruto. Utilizar Photoshop para modificar unas capturas es como usar un transatlántico para hacer esquí acuático. Sí, se puede hacer, pero no necesitas tanto. Por cierto, ¿te has parado a pensar por qué tarda “tanto” en cargar? Es porque tiene muchas más posibilidades que otros programas como… digamos, por ejemplo, The GIMP.Jose María: ¿Muchas más posibilidades? Dime algo que haga Photoshop que no pueda reproducir en The GIMP, donde lo consigo hacer más rápido, sin absorber toda la memoria de mi ordenador y sin necesidad de leer manuales de cientos de páginas a cada cuál más complejo. Además, con los filtros de GIMP consigo realizar tareas complejas en segundos que con Photoshop tardaría siglos.

Iván: Hombre, he visto vídeos de gente que dibuja cuadros de Van Gogh utilizando Microsoft Paint. El tema no es tanto lo que puedes hacer sino cómo. ¿Tiene The GIMP un sistema de macros (o acciones) tan fácil y completo como el de Photoshop, por ejemplo?

Por cierto, me alegra que menciones el tema de los filtros ya que si existe un programa de diseño para el que se hayan programado filtros ese es precisamente Photoshop. No te costará encontrar por Internet tanto filtros profesionales como paquetes de cientos de ellos que se distribuyen gratuitamente.

Además, con Photoshop aprendes a utilizar uno de los programas más usados y prácticamente imprescindible en la mayoría de trabajos del ramo. ¿Ocurre lo mismo con GIMP, o es “tiempo perdido”?

Jose María: Sobre los filtros, resulta que en GIMP vienen de serie una larga lista de filtros que automatizan muchas tareas que en Photoshop haces a mano. Además te ahorras tener que buscarlos en Internet, algo que con Photoshop estás obligado, sin olvidar que los filtros/plugins más buenos de Photoshop son de pago.

Esto me recuerda que para “aprender” a usar Photoshop tengo que gastarme casi 1.000 euros (precio de la versión CS4 completa). Con GIMP sólo gasto ancho de banda para bajar el instalador. Y para el maniático de Photoshop, está disponible GimpShop, una versión de The GIMP con el mismo aspecto que el editor de Adobe.

Iván: La versión de prueba es gratuita, Jose María. ¡30 días dan para mucho! Hablando en serio, es obvio que la edición comercial de Photoshop es muy cara, pero puedes conseguir la versión para estudiantes por unos 170 euros. De acuerdo, sigue siendo más que lo que vale The GIMP, pero pagar ese precio por un programa que lleva desarrollándose casi 20 años no se me antoja tanto. Además, te servirá por muchos años, aún hay gente que sigue feliz con su Photoshop 7 (¡de hace 8 años!). Por lo demás que comentas, bueno, es una opinión personal, pero creo que poner en tu currículum que sabes utilizar el omnipotente Photoshop te aporta más que poner The GIMP en su lugar.

Jose María: El problema está en que es demasiado difícil aprender a usar Photoshop. En The GIMP lo tienes todo a mano, no necesitas demasiados conocimientos, con trastear un poco con él ya aprendes lo básico, y si quieres hacer alguna virguería, sólo tienes que acudir a los filtros, mientras que en Photoshop tienes que leer manuales y tutoriales a cascoporro.

En resumen, The GIMP es mucho más ligero, puedes usarlo en ordenadores lentos, apenas ocupa espacio en el disco duro, a diferencia del mamotreto de Photoshop, y si tienes alguna duda, cuentas con manuales y guías totalmente gratuitas.

No olvidemos que The GIMP es de código libre, así que sus responsables no tienen el afán recaudatorio de Adobe, que sacan nuevas versiones cada vez más pesadas y más caras sin aportar novedad alguna. Para más inri, tienes The GIMP en cualquier sistema operativo y puedes llevarlo encima con la versión portable.

Iván: Efectivamente, Jose María, GIMP es más ligero, eso es un hecho irrefutable. Pero no estoy tan de acuerdo en el tema de los tutoriales. ¿Sabes cuántos resultados arroja Google si buscas tutorial + photoshop? Más de dos millones. ¿Y GIMP? No llega ni a 300.000 😉

Conclusión

Parece claro que The GIMP y Photoshop tienen unas diferencias insalvables que hacen muy difícil saber cuál es mejor. Por una parte, Photoshop es un programa pesado, que requiere de un buen equipo y bastante caro, mientras que GIMP es gratuito y más ligero. De igual modo, Photoshop es un programa profesional con mayor número de opciones y más extendido de lo que está The GIMP. Pero éste es más accesible para quien no está acostumbrado a editar fotografías y ofrece respuestas para todos con sus herramientas por defecto o con scripts descargables de Internet.

Y vosotros, ¿con qué os quedáis?

Cargando comentarios