Plants vs Zombies Garden Warfare: ¡Qué empiece la guerra!

Las plantas y los muertos vivientes más famosos se pasan a la acción multijugador al más puro estilo Battlefield. ¡Elige tu bando y que empiece la guerra!

Seguro que conoces la mecánica de Plants vs. Zombies y su secuela: protege a las plantas de un ataque zombi inminente… uno detrás de otro. Esta jugabilidad, tantas veces imitada, nos encanta, pero siempre hemos querido ponernos en el otro lado, el de los muertos vivientes.

Esto será posible en el primer spin-off de la franquicia original, Garden Warfare, que se deja de inocentes puzles para ponernos en el epicentro de una guerra entre plantas y zombis a la que se juega como un título de acción en tercera persona.

Un shooter de los de toda la vida

Pensado únicamente como título multijugador online, Plants vs. Zombies: Garden Warfare es un shooter centrado en las partidas de 12 contra 12 o de varios usuarios contra la máquina. En ellas, ambos bandos se moverán en los escenarios urbanos que de sobra conocemos de los juegos originales, con la diferencia que ahora son en 3D y completamente explorables.

No te esperes realismo, pero si fidelidad al universo que PopCap Games ha creado con sus primeros Plants vs. Zombies… y es que cada personaje cuenta.

Dos bandos, ocho clases

Cada bando contará con soldados de 4 clases, cada una de ellas con peculiares características tanto físicas como de poderes y armamento.

Clases de zombis

En el lado zombi contamos con estas cuatro clases:

Soldado – El que está siempre en primera línea de fuego. Equipado con dos armas de fuego: una pistola de bolas y un lanzagranadas. Además, tiene la ventaja de poderse escaquear en cualquier momento del escenario gracias a su mochila propulsora.

Ingeniero – Es el experto en crear máquinas de las que se beneficiarán él y el resto de compañeros. También dispone de armas de fuego y de una granada aturdidora.

Científico – El único del equpo que puede curar a sus compañeros. Eso no quita que sea peleón, pues cuenta con armas como una pistola viscosa y una bomba adhesiva y con la habilidad de teletransportarse.

All-Star – Es el gigantón del equipo, equipado con una pesada ametralladora y con la posibilidad de realizar ataques cuerpo a cuerpo. En su contra tiene más lentitud y un gran tamaño que en determinadas situaciones lo hace débil ante la defensa.

Clases de plantas

Las plantas no se andan a la zaga, y tienen también cuatro clases. En cierta forma estas clases más peculiares sin equivalentes a las más convencionales de las que disponen los zombis.

Lanzaguisantes – El equivalente al soldado es el más ofensivo de los miembros de su equipo y cuenta con armas tan curiosas como un cañón de guisantes y la posibilidad de plantarse literalmente en el suelo para generar ráfagas de disparos.

Cactus – Lo más parecido a un ingeniero. Lanzar púas es su mayor habilidad, por lo que su uso es clave en largas distancias. También dispone de minas que puede repartir por el escenario y puede construir unas particulares trincheras.

Girasol – El “científico” de las plantas. Puede curar a sus amigos con dos métodos, la margarita y el rayo de sol. Además, sus rayos también pueden ser dañinos para el rival.

Planta Carnívora – Experta en noquear al enemigo a base de bocados también tiene como gran habilidad desplazarse subterráneamente, lo que le permite ponerse detrás de sus enemigos y engullirlos por sorpresa. La clase más ofensiva, como el All-Star de los zombis.

La personalización va más allá de las clases

Pero las clases no es lo único que vas a poder personalizar en tus partidas. Todos los personajes dispondrán de gran variedad de trajes y complementos, así como skins para las armas que utilicen. Algunas proporcionarán cambios meramente estéticos mientras que otras variarán ligeramente la jugabilidad.

Influencias de renombre

Aunque el nombre Garden Warfare nos remite a los famosos Modern Warfare, lo cierto es que este nuevo PvsZ tiene una influencia más directa: la saga Battlefield, cosa normal ya que la desarrolladora PopCap pertenece a Electronic Arts.

En concreto, ambos juegos comparten modos. Así, el modo llamado “Garden and Graveyards” (Jardines y Cementerios) se inspira en dos famosos modos de Battlefield, “Rush” y “Conquista”.

Pensando para soportar hasta 24 jugadores online, “Gardens and Graveyards” es una variación del clásico Capturar la bandera en el que los zombis pretenden hacerse con las bases de las plantas, convirtiéndolas de jardines a cementerios, de ahí el nombre del modo.

Otro modo habitual en Battlefield y otros juegos por el estilo, Muerte por equipos, hace su aparición en el juego que nos ocupa con “Team Vanquish”, mutlijugador competitivo en el que el primer grupo que consiga acabar realizar 50 asesinatos rivales, gana.

Otro clásico del que se notan influencias es Gears of War. No sólo esta saga y Garden Warfare comparten vista en tercera persona, sino un modo Horda. Ya sabes, enfréntate a oleadas de enemigos, cada méz más complicadas y concurridas. Cuánto más lejos llegues mayor será la recompensa, que te repartirás con tus otros tres compañeros de equipo.

Acción directa pero con cierta estrategia

Plants vs. Zombies: Garden Warfare no tendrá una gran dificultad, pues pretende captar a parte del público casual que ya disfruta de los juegos originales de la franquicia. Por eso su jugabilidad se basa en partidas multijugador rápidas y no hay ni rastro de un modo campaña, muy habitual en los juegos bélicos.

Sin embargo, el juego tendrá detalles que lo convertirán en un título desafiante, a su manera. Por ejemplo, será fundamental el equilibrio de clases, y aunque la munición es infinita habrá que recargar las armas. Además, los poderes especiales no pueden usarse indefinidamente, si no que también se van recargando con el paso del tiempo.

No esperes a la primavera para luchar en el jardín

Plants vs. Zombies: Garden Warfare estará a la venta el 18 de febrero para Xbox 360 y Xbox One. Los jugadores de PC deberán esperar un poco más para jugarlo.

Valiéndose de un nombre conocido, Garden Warfare pretende hacerse un hueco en un sector, el de third person shooter, trufado de buenos y consolidados títulos pero en el que quizá falta una opción menos sofisticada y que sea apta para toda la familia.

¿Te gusta este cambio de rumbo en la franquicia Plants vs. Zombies?

Cargando comentarios