¿Qué es Uber? El peor enemigo de los taxis

Uber es una aplicación móvil que pone en contacto usuarios y coches con conductor. ¿La clave de este servicio de taxi bajo demanda? La geolocalización de nuestros móviles.

La bestia negra de los taxis tradicionales, Uber no es legal en varias ciudades por no seguir los reglamentos administrativos y comerciales tradicionales.

Uber, un servicio nacido de la cultura digital

La empresa Uber -antes UberCab- nació en el corazón de Silicon Valley, en San Francisco. ¿La idea tras esta aplicación? Proponer a sus usuarios vehículos con conductor a precios asequibles. Para más facilidades, las reservas se hacen desde el smartphone, usando la geolocalización.

Como en mucho servicios en línea, Uber crea el sentimiento de pertenecer a una comunidad. Para lograr su objetivo, la aplicación propone a sus clientes un servicio de alta gama. La empresa Uber exige por ejemplo que siempre haya agua a disposición de los clientes, en todos los coches. En función del servicio elegido, los conductores pueden ofrecer bebidas energéticas, refrescos, etc. En Uber, la comunidad es la reina. Ello es importante para establecer relación entre clientes, conductores y creadores.

Todos los pagos se hacen online. Cuando llegues al destino, Uber carga el precio del viaje en tu tarjeta. No necesitas pagar en efectivo, dejar propinas o regatear, Los viajes son pues más agradables, al crearse más confianza con el conductor al no haber dinero por medio durante el mismo.

¿Cómo registrarse?

Crear tu cuenta en Uber es muy simple. Sólo tienes que escribir una dirección de correo válida, tu número de teléfono, un número de tarjeta, de cuenta bancaria o tu cuenta de PayPal. Por último, una contraseña.

El registro se puede hacer desde las apps o desde la web de Uber.com.

Hay dos formas de usar Uber para llamar a un conductor privado: desde las apps de iPhone y Android o desde la web móvil de Uber, accesible desde cualquier móvil o tablet con navegador de Internet.

Otra información importante: para que funcione correctamente, debes autorizar a Uber para que acceda a tu geolocalización.

¿Cómo pedir un taxi?

Uber detecta automáticamente tu posición gracias a la geolocalización. Para llamar a un taxi, indica tu punto de destino en el mapa. Uber buscará el conductor más cercano y te indicará a cuánto tiempo se encuentra de ti.

Sólo tienes que seleccionar tu lugar de destino en un mapa

Los colaboradores de Uber tienen todos su ficha, con nombre, matrícula, coche utilizado y opiniones de usuarios.

Si el conductor acepta el trayecto, accederás a esos datos y recibirás un SMS. También puedes llamar al conductor en caso de necesidad.

Siempre gracias a la localización, puedes seguir la llegada del coche en un mapa a tiempo real. Después del viaje, puedes dejar tu opinión y puntuar al chófer. También los conductores pueden puntuar a los clientes.

¿Cuál es el precio?

Uber no propone un solo servicio. Hay toda una selección de coches, de más lujo a menos. Aquí, unos ejemplos:

UberBerline: se trata de la primera oferta lanzada por Uber, que pone en contacto a chófers de turismos con sus clientes de la app. Los precios son más caros que los de los taxis tradicionales, los vehículos más lujosos y las prestaciones, por lo general, de la mejor calidad.

Uber propone un rango de precios variado

UberX: ¿tu presupuesto es limitado? UberX puede ser la solución. Coches menos lujosos pero el servicio y las garantías, son las mismas.

UberPOP: UberPOP es la solución más barata. El sistema se asemeja al de compartir coche. Uber selecciona particulares y les da una formación rápida. Una vez certificados, estos chófers no profesionales ya pueden llevar a otros usuarios.

Desde hace algunos meses, la empresa californiana multiplica los golpes de efecto y los anuncios de nuevos servicios. ¿Ejemplos? La entrega de árboles de Navidad a casa, el proyecto UberTREE – sólo para Estados Unidos o también los barcos UberBoat para moverse en ciudades como Sidney.

¿Has ido en Uber? ¡Comparte en redes sociales !

Uber se dirige claramente a un tipo de usuario muy conectado a Internet. Todo pasar por el smartphone y todos los pagos son online. Más que ser sólo un trayecto en un coche conducido por un chófer privado, Uber quiere logra una experiencia superior… y parece que está encontrando su público. La red está llena de opiniones positivas y fotos en Instagram con el hashtag Uber.

En Instagram, hay miles de fotos de clientes satisfechos como @raul_aka-iphone

¿Hay alternativas a Uber?

La respuesta es sí. Uber es el líder claro del mercado pero hay más apps que ofrecen servicios de este tipo. Lyft (disponible para iPhone y Android) propone un servicio similar a UberPOP, es decir relacionar particulares y chóferes no preofesionales registrados en su red. También se puede hablar de SideCar Ride para iPhone y Android. Sus creadores todavía quieren introducir más flexibilidad en cuanto a precios.

¿Por qué se ha desatado la polémica con Uber?

El servicio ha suscitado muchas críticas, por varios motivos.

La primera: Uber ejerce competencia desleal contra los taxis tradicionales.

Para circular, los vehículos de Uber no requieren las mismas licencias que los taxis. El problema es que hay taxis que juzgan como ilegal esta diferencia, y con razón. Y es que estos certificados pueden llegar a sumas muy elevadas, de más de miles de euros en algunas ciudades.

La segunda inquietud: la limitada preparación de los chóferes. A menudo señalada, la formación sería limitada y podría ser la causa de los recientes accidentes con vehículos de Uber implicados.

El tercer motivo está relacionado con UberPOP, uno de los nuevos servicios de Uber. En efecto, es competencia directa de servicios para compartir coche como BlaBlaCar con una diferencia: en muchos países, compartir coche es legal siempre que sea sin finalidad lucrativa. En el caso de UberPOP, sus conductores lo usarán para redondear sus cifras a fin de mes. En algunas ciudades, como Bruselas, la justicia ya ha decidido.

Todas estas críticas crean la controversia que podría hacer chirriar la bien llevada comunicación de Uber.

Otro motivo de queja: los precios, especialmente en fin de año son juzgados como excesivos por muchos clientes. Uber se defiende diciendo que los precios dependen de la disponibilidad de los vehículos.

Una cosa es segura: estamos sólo al principio de la batalla legal entre taxistas tradicionales y la empresa californiana Uber. En caso de que el servicio siga en marcha y creciendo enormemente, hacerse chófer podría perfectamente ser una forma de hacer un dinero extra, como cualquier otra.

Sígueme en Twitter: @bbrassart

Artículo original de Softonic FR. Adaptado del francés.

Cargando comentarios