Retoque con Picasa (II): Cómo optimizar el color de una foto

Aunque hoy en día el balance de blancos de las cámaras es muy bueno, las fotos no siempre quedan con el color que nos habría gustado, a veces queda poco natural, a veces muy poco vivo, etc.Esta vez, en nuestro curso de “retoque con Picasa” explicamos cómo solucionar los problemas más habituales de color.

Para ello, os mostramos dónde está cada herramienta, qué hace cada una y cómo se utiliza.

Arreglos básicos

Una vez hemos elegido la foto a corregir, dentro de la pestaña “Arreglos básicos” encontraremos dos opciones para retocar el color.

La primera, llamada Voy a tener suerte, sirve para corregir el color pero también corregirá el brillo y el contraste. No se puede configurar ni ajustar, es decir, la aplicas y si te gusta el resultado pues bien, sino siempre puedes deshacer el cambio.

La segunda, llamada Color automático, es para corregir el color de la foto. Elimina la saturación de color y restaura el correcto balance de color. Es especialmente útil para fijar la saturación azul de luz del sol en las fotos exteriores y la saturación amarilla de la luz incandescente en las fotos interiores.

Tampoco se puede configurar, simplemente se aplica y listo. Por lo general da muy buenos resultados.

Perfeccionamiento

Dentro de la pestaña “Perfeccionamiento” tenemos tres herramientas más para corregir el color.

Temperatura de color es un deslizador que modifica los colores, logrando que sean más cálidos o más fríos. Es útil para cuando “Color automático” no consigue ajustar el color correctamente.

Selección de color neutro es una de las mejores formas de conseguir que el balance de blancos sea el correcto. Se clica en él y después hay que hacer clic en una zona de la fotografía que sepas que era de color blanco (ropa, una pared,…). También se consigue un buen resultado clicando sobre una zona totalmente negra.

Si mantienes pulsado el botón mientras lo desplazas por la fotografía podrás ver  el resultado del proceso en tiempo real.

La varita mágica que está abajo a la derecha, también conocida como “Contraste mágico” o “Arreglo del color con un clic”, sirve para ajustar los niveles del color de forma automática.

Conclusiones

Se puede afirmar que Picasa corrige fácilmente los principales problemas de color que pueden surgir en una foto. Tiene los controles un poco desperdigados y, quizá la mayor crítica que se le puede hacer al programa, no permite demasiada precisión manual (excepto en el ajuste de Temperatura de color).

Cuando el desaguisado con el color es casi irreparable, entonces conviene darse una vuelta por la pestaña Efectos y probar a pasar la foto a blanco y negro (normal, parcial o filtrado), subir o bajar ligeramente la saturación, añadir calidez o pasar la foto a sepia. Veremos todos estos efectos y algunos otros en nuestro futuro artículo sobre los efectos que ofrece Picasa.

Enlaces

Entradas relacionadas:

  1. Retoque con Picasa (I): Contraste y brillo
  2. Retoque con Picasa (II): Cómo optimizar el color de una foto
  3. Retoque con Picasa (III): Cómo enderezar una foto
Cargando comentarios