RockMelt: ¿el enésimo navegador social?

RockMeltDesde la aparición de Facebook, Twitter y el resto de webs 2.0, ha habido varios intentos de crear un navegador social. El más sonado fue Flock, un derivado de Firefox -y ahora de Chrome- que no ha ido mucho más allá de ser una mera curiosidad.

Pero algunas ideas son reacias a desaparecer: ahora es el turno de RockMelt, que aprovecha el código de Google Chrome para ofrecer una navegación más “social”, con integración casi perfecta con Facebook y Twitter. Con RockMelt es posible chatear y compartir enlaces sin esfuerzo. ¿Vale la pena? Echémosle un vistazo.

Instalación y primeras impresiones

Como decíamos, RockMelt es un navegador derivado de Chrome, del cual toma casi todo: motor, apariencia y funcionalidades básicas. Y es una buena noticia, pues pocos navegadores han revolucionado tanto el panorama como la criatura de Google. Los orígenes de RockMelt saltan a la vista nada más ejecutarlo:

RockMelt Ventana Principal
La interfaz de RockMelt recuerda mucho la de Google Chrome, navegador del cual deriva

Tras la instalación, similar en todo a la de Chrome, hay dos pasos previos importantes: la conexión al perfil Facebook y la importación de datos de Firefox. Ambos son rápidos y sólo requieren la introducción de algunos datos.

Integración con Facebook
Lo primero que pide RockMelt al iniciar es que introduzcas tus credenciales de FB

Hecho esto, veremos la página de bienvenida de RockMelt, con cuatro paneles que ilustran las funcionalidades básicas del navegador:  búsqueda instantánea mejorada, actualización de estado en redes sociales y botón para compartir enlaces, integración con el chat de Facebook y un panel de noticias que integra Facebook, Twitter y feeds RSS.

Edges: los paneles sociales

RockMelt pone la actividad social en los bordes de la ventana (edges).  A la izquierda está el de comunicación, que muestra los contactos conectados a Facebook y permite consultar sus datos y chatear con ellos. Los botones de la parte superior sirven para ver los amigos destacados y cambiar de estado.

Bordes de RockMelt
Los paneles de RockMelt son muy compactos y se pueden ocultar con un atajo de teclado

A la derecha, las noticias: Facebook, Twitter y feeds RSS de las páginas que tú quieras, con sugerencias sacadas de tu historial. Un clic sobre cada botón carga un pequeño panel que, como todos los de RockMelt, se puede separar en una ventana independiente.

Chat de Facebook
El cuadro de chat se puede separar en ventana aparte

¿Te molestan los paneles? Con el atajo Control + Mayús. + Espacio se ocultan y muestran al instante.  Si sólo quieres ocultar uno, usa las combinaciones Control + Mayús. + Izquierda o Derecha dependiendo del panel que deseas alejar de tu vista. Hay más parámetros en la pestaña Edges de las opciones.

Opciones de RockMelt
Por defecto, al recibir mensajes de chat entrantes, RockMelt emitirá un sonido

Buscar y compartir es más fácil

Las otras dos funciones que diferencian a RockMelt de los demás navegadores se hallan en la barra superior: son la búsqueda instantánea mejorada y el botón para compartir sitios web. El recuadro de búsqueda muestra contactos de Facebook y carga las búsquedas en un panel aparte:

Resultados de Google en RockMelt

Lo que a primera vista parece innecesario -¿cargar resultados en una ventanita?- es más ventajoso de lo que parece, ya que los resultados se pueden abrir en pestañas en segundo plano en pocos segundos.

Búsqueda de contactos

En cuanto a la búsqueda de contactos de Facebook, es tremendamente útil para chatear de inmediato con tus contactos. La idea detrás de estas mejoras es que la búsqueda interfiera lo más mínimo con la navegación. Con RockMelt ya no hace falta abrir Facebook en una pestaña aparte.

Compartir en RockMelt

¿Y para compartir un enlace? El gran botón Share abre una pequeña caja en la que escoger el muro, escribir un comentario y enviar la actualización. Muy similar es la caja para actualizar el estado en Facebook:

Actualizar el estado

¿Vale la pena?

Empecemos por lo positivo: RockMelt es un navegador bien diseñado y agradable, con funciones que superan a muchas de las extensiones más populares. Tener Facebook tan cerca mientras se navega es una gozada. Por desgracias, las buenas noticias acaban ahí.

Flock
Una alternativa a RockMelt es Flock, que ha pasado recientemente de Firefox a Chrome

Ciertos aspectos del programa necesitan ser pulidos a fondo antes del lanzamiento. La integración con el chat de Facebook, por ejemplo, falla bastante (no fue posible charlar con dos contactos recién conectados), y no hubo manera de conectar con la cuenta Twitter. También se echan en falta más redes sociales.

¿Nuestro consejo? Si uno desea convertir el propio navegador en un aparato social, basta instalar unas cuantas extensiones y configurarlas a fondo. Donde RockMelt gana es en la integración con la interfaz, pero a costa de mantener el motor del navegador aislado de las mejoras de la rama principal.

¿Has probado RockMelt? ¿Qué te parece?

Cargando comentarios