Root y Jailbreak: ¿valen la pena?

Root y jailbreak son las palabras más usadas para referirse al desbloqueo de terminales Android y iPhone. Para muchos, rootear y jailbreakear significa ganar control completo sobre el celular y ampliar sus posibilidades.

Sin embargo, aunque sean operaciones legales, root y jailbreak también tienen inconvenientes. Antes de poner en práctica este tipo de desbloqueos, hay que sopesar ventajas y riesgos.

En este artículo te presentamos las principales ventajas y desventajas de hacer root y jailbreak en Android y iPhone.

¿Qué son root y jailbreak? Parecidos y diferencias

Los fabricantes limitan las características de los sistemas operativos móviles por una serie de motivos, como garantizar una experiencia de uso agradable, evitar problemas de seguridad y proteger el móvil contra daños.

El acto de eliminar estas limitaciones en iOS (iPhone) se llama jailbreaking, y en Android se denomina rooting. En ambos casos hay una escalada de privilegios, esto es, el paso de ser un usuario normal a ser un superusuario (administrador).

Las diferencias básicas entre jailbreak y root consisten sobre todo en la dificultad técnica (el jailbreak es más difícil) y en la filosofía de cada sistema operativo. Si por un lado Android tolera el desbloqueo del SO, Apple lo detesta.

¿Es legal hacer root y jailbreak?

Sí, aunque a algunos fabricantes no les guste. Ambas operaciones son legales en EEUU desde el año 2010 gracias a una sentencia del U.S. Copyright Office. También en España es legal. Desconocemos el estado legal en otros países, pero pocas legislaciones suelen ser tan restrictivas como la estadounidense.

Lo que sí puede ocurrir es que los fabricantes anulen la garantía al recibir terminales con root o jailbreak. Es el caso de Apple, que incluso se niega a reparar aparatos con jailbreak. Los fabricantes Android, por otro lado, son algo más comprensivos, pero no demasiado.

Recomendación: restablece la configuración de fábrica antes de llevarlo a reparar.

Ventajas de hacer root un móvil o tableta Android

  • Puedes cambiar el sistema operativo por una de las muchísimas ROM disponibles, lo que te da libertad para actualizar la versión de Android sin depender de tu operador y del fabricante
  • Puedes quitar aplicaciones preinstaladas por el fabricante o tu operador
  • El rendimiento mejora de forma sustancial: al poder quitar apps preinstaladas, mover aplicaciones a la tarjeta SD y hacer overclocking, el móvil gana en velocidad

Desventajas de hacer root un móvil o tableta Android

  • Pierdes seguridad: si no controlas las aplicaciones que se ejecutan con permisos de superusuario, pueden ocurrir auténticos desastres, y los virus para Android pueden actuar libremente
  • Se anula la garantía: la mayoría de fabricantes rechazan móviles si detectan que el móvil ha sido rooteado. Para llevarlo a reparar, conviene entonces efectuar un “unroot”
  • Es peligroso para el móvil: si algo sale mal, el móvil queda hecho papilla (brickeado). Si además aplicas overclocking, la probabilidad de que el hardware se fría son mayores
  • Inestabilidad: si trasteas mucho en el móvil tras aplicar root, lo más normal es que el móvil se vuelva inestable

Ventajas de hacer jailbreak en un iPhone / iPad

  • Puedes instalar apps no permitidas por Apple a través de tiendas como Cydia
  • Si no te gusta Safari, puedes cambiar el navegador por defecto por Chrome u Opera
  • Tienes un mayor control sobre el sistema operativo: temas personalizados, más iconos en el dock, llamadas FaceTime por 3G y mucho más

Desventajas de hacer jailbreak en un iPhone / iPad

  • Te quedas sin actualizaciones oficiales. A menos, claro está, que restablezcas el sistema cada vez que quieras actualizar iOS, lo que implica gastar mucho tiempo para encontrar el jailbreak correspondiente y volver a instalarlo todo
  • Debes confiar en herramientas de dudosa reputación, como Redsn0w, Sn0wbreeze, TinyUmbrella o GreenPoison
  • Te quedas sin garantía y soporte técnico. Esto incluye las visitas a la Genius Bar de los tiendas Apple

Root y Jailbreak, ¿para quién?

En Android, hacer root solo es recomendable si quieres cambiar / actualizar el sistema operativo de tu móvil o bien deseas eliminar aplicaciones preinstaladas. Para todos lo demás, solo le sacará provecho el usuario avanzado.

En iOS / iPhone, hacer jailbreak es aconsejable para quienes deseen una mayor libertad a la hora de instalar aplicaciones en su móvil y modificar aspectos del sistema operativo que Apple impide tocar.

Y si incluso un jailbreak te parece limitado… pregúntate si en lugar de un iPhone no querrás un Android o un B2G.

(Inspirado por OnSoftware EN)

Cargando comentarios