Todo lo que debes de tener en cuenta cuando reservas hotel por vacaciones

¿Pensando en hacer una escapadita? Entonces tendrás que reservar una habitación de hotel. O quizás prefieres alquilar una casa o una habitación a un particular. Ambas opciones son buenas y pueden proporcionarte unas buenas vacaciones, pero hay ciertas cosas que debes tener en cuenta al reservar para que no te den gato por liebre.

Como el tema da para mucho hoy vamos a centrarnos en los hoteles, en todas esas cosas que tengo en cuenta cada vez voy a reservar alojamiento para mis vacaciones. Si sigues estos consejos podrás ahorrarte un dinerito y, sobre todo, algún que otro disgusto.

Sigue la regla del 7

Supongo que no te descubro nada si te digo que antes de reservar una habitación de hotel hay que mirar referencias del mismo. Por suerte tenemos webs como Tripadvisor (o sus apps de Android y iOS), que ofrecen reseñas de viajeros sin pelos en la lengua.

hotel-ok

Una norma no escrita que tengo es procurar no reservar nada que esté por debajo de los 7/10 o 70/100 puntos o unas 3 estrellas como mínimo especialmente si en un hotel se repiten muchas valoraciones con notas bajas. Es posible que un hotel tenga una media de 70 teniendo muchas notas altas y algunas bajas que se la hacen bajar. Ahora bien, si lo que prevalecen son las reseñas negativas por algo será.

No te obsesiones con el comentario negativo de turno

Este punto no quita otro: no tengas en cuenta cualquier comentario negativo que leas en una reseña. Hay gente que es muy tiquimisquis (“¡increíble, sólo había 6 tipos de zumos en el buffet del desayuno!”) o que sencillamente tuvieron una mala experiencia puntual (“me dieron una habitación con un problema en las cañerías”). Si este tipo de comentarios no son los habituales en las reseñas no te preocupes: por desgracia esa persona tuvo el “gafe” o un mal día, ¡no te tiene por qué pasar a  ti!

terrible

Es más, hasta en los mejores hoteles puede haber un fallo puntual en tu habitación. En gran parte de los casos es solucionable (por ejemplo, si un día encuentras sábanas sucias quéjate bien a recepción… ¡ya verás que las próximas que te pongan estarán blancas e impolutas!).

Analiza bien por qué esa habitación tiene un precio más bajo

De acuerdo, ya has usado una web de comparación de precios (como Trivago) para encontrar el mejor precio para un hotel. Entras en la web de reserva y, oh sorpresa, hay precios muy variados por un mismo tipo de habitación. ¿Qué hace que una habitación doble con cama de matrimonio cueste 60 euros y la de abajo 81? Pues muchos factores, algunos obvios y otros que incluyen la “letra pequeña”.

gray-street-617250_960_720

Entre los más obvios están las ofertas puntuales que usan los hoteles para llenarse en fechas señaladas o el hecho de que una habitación sea algo más pequeña que otra, menos iluminada o con vistas no tan bonitas. Si estos aspectos no te importan, ¡adelante con la habitación más barata! Ahora bien, hay que ir un poco más allá… y aquí entra la “letra pequeña”.

Un precio más barato en una habitación aparentemente igual a otra puede significar un cambio en las condiciones de reserva. El ejemplo más claro es el del derecho a cancelación: por norma general, en los hoteles no se te cobra nada si cancelas la reserva antes de determinada fecha y si lo haces con poca antelación se te cobra solo una parte.

No obstante, los hoteles también pueden tener habitaciones sin derecho a cancelación, lo que significa que, aunque avises con tiempo de que no podrás ocuparla, se te cobrará el total de la reserva. Puede que pienses que no te pasará nada, pero una vez, por ahorrarme unos míseros euros, reservé una habitación sin derecho a cancelación. Justo esa vez (la única en mi vida) tuve una contratiempo grave que me obligó a cancelar la estancia el mismo día que llegué… ¡no vi ni un euro de vuelta!

money-wings

Hay hoteles que no ofrecen derecho de cancelación pero sí un seguro por si pasa algo. Suele valer pocos euros y te asegura que, si por lo que fuese debieses cancelar tu habitación, tendrías tun dinero de vuelta. En serio, mejor perder 10 euros que un par de cientos, ¿no?

Ojo a los gastos adicionales

En la mayoría de hoteles los servicios habituales siempre está cubiertos, pero no siempre es así. En algunos hoteles (cada vez menos) hay que pagar un recargo por el wifi, ciertos objetos de aseo, el alquiler del secador u otras pequeñas tasas. No se trata de mucho dinero, pero tenlo en cuenta cuando te pongas a reservar y, sobre todo, no te lleves una sorpresa si el recepcionista te quiere cobrar por ellos… ¡estaba claramente reflejado en tu reserva!

bathroom-2094716_960_720

De hecho algunos hoteles se pueden permitir ser más baratos al ofrecer estos servicios con cargo adicional. Tenlo en cuenta la próxima vez que viajes, quizás te puedes llevar una habitación de 3 estrellas al precio de una de 2 si traes de casa algunos enseres personales.

Otro gasto a tener en cuenta son las tasas de algunas ciudades, que suelen estar alrededor de un euro con algo por persona y día de estancia (por ejemplo, en Barcelona). Esta pequeña tasa (no tan pequeña si, supongamos, sois 4 personas viajando una semana) se cobra a parte de la habitación, por lo que no entra en tu factura cuando reservas la habitación… ¡no te sorprendas cuando te la cobren al finalizar tu estancia!

barcelona-984035_960_720

¿Compensa que las comidas están incluidas?

En la mayoría de hoteles el desayuno viene incluido (“AD”), pero no siempre es el caso. ¿Compensa cogerse una habitación más cara porque incluyen el desayuno? ¿Es más, es buena idea cogerse las modalidades de media pensión (“MD”, la estancia incluye una comida al día, ya sea almuerzo o cena) o pensión completa (“PC”, ambas comidas incluidas)?

fried-1789965_960_720

Aquí tienes que hacer, por un lado, un trabajo de campo para saber cómo están de precio los restaurantes de la zona a la que vas (de nuevo, Tripadvisor hace un trabajo genial), así como pensar en qué tipo de viaje piensas. Si vas en plan relax y no piensas salirte mucho del hotel y sus alrededores quizás es buena idea optar por media pensión o hasta por pensión completa. Sin embargo si vas a “patearte” la ciudad igual no merece mucho la pena volver al hotel para comer, o en todo caso solo para la cena.

berlin-951617_960_720 (1)

Sobre los precios de AD, MD y PC asegúrate también si están incluidas las bebidas. Muchos hoteles y resorts se venden con el reclamo de “comidas incluidas” pero en estas no se incluyen bebidas, que deberás pagar al final de tu estancia… ¡Pueden llegar a cobrarte 5 euros por un agua o refresco!

Los papeles siempre en regla

Lo cierto es que nunca he tenido este problema, pero sé de otros viajeros que sí: llegas a un hotel les das tus datos y te dicen que no constas en acta y que no tienen una habitación para ti, que el hotel está lleno… ¡Mentira, tu reservaste online! Es por eso, muy importante, que SIEMPRE que hayas hecho una reserva de hotel lleves los papeles de la reserva impresos, tal como recomiendan en este artículo de ABC: ”Una reserva online tiene el mismo valor jurídico que un contrato tradicional por eso es importante llevar consigo la prueba en papel de la reserva tal y como haríamos de haber contratado el hotel a través de una agencia presencial”.

contract-408216_960_720

Presentando este papel no deberían ponerte pegas en encontrarte mágicamente una habitación o devolverte el dinero y buscarte una alternativa en el mejor de los casos. A veces incluso saldrás ganando, ya que calcularon mal, no quedan habitaciones de tu categoría y te darán una habitación de categoría superior sin coste adicional alguno.

Habla, habla, habla

Ya sea antes de tu estancia o durante ella no dudes en comunicarte con el hotel siempre que tengas dudas de algo. Ellos están allí para ayudarte. Incluso te recomiendo que una vez hecha la reserva les llames o les mandes un mail cuanto antes para cerrar con ellos tu hora de llegada, ya que muchas veces pone que el check-in a la habitación es a una determinada hora, pero si les avisas con tiempo te la pueden tener preparada antes. Es más, yendo de “buen rollo” hasta pueden subirte la categoría de la habitación… ¡Por probar no pierdes nada!

person-woman-hand-smartphone

¡Disfruta de tu estancia!

Como ves, reservar por Internet es sencillísimo, pero como en la vida “offline” siempre que hay que mirar bien todo lo que se compra, leerse letras pequeñas y no darle al botón “comprar” hasta que todo no esté claro. Dicho esto… ¡espero que pronto puedas irte de vacaciones y tengas una deliciosa estancia!

Fuentes consultadas para la elaboración de este artículo: Turismo Casual, ABC, Ámbito Financiero.

 

Cargando comentarios