Tus archivos a salvo aunque tengas que reinstalar Windows

Uno de los peores percances que podemos sufrir en nuestro ordenador es perder todos los datos. Me refiero a que no podamos iniciar Windows ni acceder a los archivos que con tanto cariño hemos recopilado con el tiempo, ya sean vídeos, canciones o documentos personales.

Las opciones para prevenir este problema o solucionarlo a posteriori son muchas. Realizar copias de seguridad periódicas, disponer de un disco LiveCD para trabajar con el PC aunque perdamos el sistema operativo instalado, o usar un recuperador de archivos si nos hemos visto obligados a formatear el ordenador.

En este artículo vamos a daros unas pautas, fáciles de seguir, para que estéis preparados en caso que el sistema operativo deje de funcionar sin perder por ello el resto de vuestros archivos.

Divide y vencerás

Muchas veces perdemos nuestros ficheros porque están en el mismo espacio que Windows. Un buen día éste deja de arrancar y os veis obligados a formatear el disco duro y reinstalar Windows, perdiendo así vuestra colección de música y vuestras fotos de las vacaciones.

Una posible solución preventiva es separar los archivos que forman parte de Windows y los vuestros. Para ello usaremos varias particiones, aunque si tenemos más de un disco duro podemos usar uno para Windows y otro para nuestros archivos.

¿Qué es una partición? Nuestro disco duro puede dividirse virtualmente mediante particiones. Por defecto, Windows crea una única partición, pero con programas como EASEUS Partition Manager, Paragon Partition Manager o el mítico Partition Magic, podemos dividirla en dos o más sin por ello perder los datos que contenga y sin necesidad de reinstalar Windows.

Lo normal sería una partición para Windows, la ya existente, y otra para nuestros archivos. Así, si tenemos que formatear la partición de Windows porque éste ha dejado de funcionar o ha sido infectado por un virus, lo podremos reinstalar conservando intactos nuestros archivos personales seguros en su propia partición.

Copias de seguridad periódicas

Existen toda clase de programas que realizan copias de seguridad. En este caso nos centraremos en realizar backups de la partición Windows. Así reinstalar Windows y nuestros programas favoritos con sus respectivas configuraciones será más rápido que si partimos de cero.

La solución más rápida es crear una imagen de la partición Windows y restaurarla cuando sea necesario. El programa más conocido para ello es Norton Ghost, aunque existen otros, como Paragon Exact Image, Acronis True Image o Macrium Reflect. Una imagen contiene exactamente lo mismo que teníamos en la partición original, así que si Windows queda dañado, restaurando la imagen lo solucionaremos al momento.

También podemos usar un programa  de copias de seguridad al uso, como Nero BackItUp, Cobian Backup o Comodo BackUp, que copian todo el disco la primera vez y posteriormente añaden los archivos que creemos en adelante, evitando duplicados y ahorrando espacio.

¿Dónde guardar la imagen o copia de seguridad? Lo ideal sería un disco duro externo, pero en caso de no ser así siempre podemos dedicar una partición para ello.

¿Cada cuánto realizar las copias de seguridad? Según lo duros que seáis con vuestro ordenador y lo mucho que trasteéis con él. Una vez al mes para los más cautos, una cada 15 días o cada semana.

Algunos programas de copia de seguridad pueden programarse para que realicen el backup automáticamente cada día o cada pocos días a una hora concreta, así no tendréis que preocuparos de hacerlo manualmente.

Conclusiones

Estos consejos no evitarán que algun día Windows te de problemas y deje de funcionar con normalidad. Sin embargo, te ahorrarán quebraderos de cabeza en caso que debas formatear tu disco duro, ya que conservarás tus ficheros personales e incluso evitarás reinstalar de nuevo tu sistema operativo.

Sólo hay que tener algo más en cuenta: el sentido común. Si vas a probar un juego o cierta aplicación que pueda ser peligrosa para la integridad del sistema, realiza la copia de seguridad inmediatamente antes. Así evitarás más de un disgusto.

Cargando comentarios