WhatsApp y Facebook, cuidado: llega Google Babble

Demasiados chats. Demasiados ideogramas, emoticonos y stickers. Demasiadas apps. La comunicación por mensajes es una nueva Babel. Cada aplicación tiene a los usuarios en un corral cerrado, y la comunicación entre ellos es imposible. Y así toca tenerlas todas instaladas, o recurrir -a veces- a los viejos SMS y a las llamadas.

Pero, al final, de lo que se trata es de comunicar con todos. Cuando una aplicación no tiene a todas las personas que nos importan, nos cansa, la abandonamos. Que tenga emoticonos más o menos graciosos, poco importa. Si falta gente, falta todo lo esencial. Y así van cayendo, una a una, las alternativas a WhatsApp y Facebook, respectivamente el chat y agenda del momento.

Disponibilidad y efectividad: eso es lo que le pedimos a la próxima app de comunicaciones. Debe conectarnos con el mayor número de personas posible con el menor coste posible. ¿Y quién es el único que tiene las cartas listas para ganarle la partida a WhatsApp, LINE y Facebook? Google.

Google: “¿La mensajería está fragmentada? ¡Bien!”

WhatsApp, LINE, ChatOn, Cubie… Todas estas apps pelean por la supremacía bajo la atenta mirada de Google, que en lugar de dedicar recursos a un mercado que consideraba todavía inmaduro, prefirió iniciar una suerte de experimento científico. “A ver cómo evoluciona la mensajería. A ver a qué lleva todo esto”.

Google ha dejado pues que sus aplicaciones de comunicación pastasen tranquilamente. Talk, Voice y Hangout han sido experimentos técnicos. Ninguna de estas apps ha recibido apoyo significativo a lo largo de estos años, lo que ha favorecido a los desarrolladores independientes, que han usado Facebook como agenda de contactos.

Ha sido, por parte de Google, una táctica muy inteligente. Mientras Android crecía como plataforma, las tarifas planas de datos se volvían más baratas, hasta el punto de que casi todos tenemos una. El mercado ha ido madurando, fragmentándose, explorando nuevas vías. Ahora es como la tierra antes de la extinción de los dinosaurios.

Experimento finalizado: el resultado será Google Babble

Google ha tomado notas suficientes y ahora todo parece indicar que está lista para su próximo movimiento: Google Babble, una aplicación que tomará lo mejor de Talk, Voice y Hangout y lo fusionará en un solo producto para todas las plataformas en lo que promete ser el mayor lanzamiento desde GMail.

Google Talk, Mesenger, Hangout y Voice se fusionan en un solo producto (imagen de MobilesHub)

Quien controla el mercado de los sistemas operativos móviles, controla las agendas de contactos. Y quien controla las agendas de contactos, controla la mensajería móvil. Con un añadido interesante: usar Android y tener una cuenta de Google son dos cosas que van unidas. A Google Babble no le harán falta intermediarios.

Babble, en suma, no podría llegar en un momento mejor: las grandes apps de mensajería están peleadas y Android es la plataforma móvil del momento. Con una app de comunicaciones unificada y potente, le resultaría muy fácil dejar atrás a WhatsApp, Skype y, sobre todo, Facebook, que es fuerte en lo social pero débil en la mensajería (por ahora).

Dos estrategias posibles contra Google: aislarse o colaborar

Si no quieren perder para siempre el tren del chat, el movimiento más lógico para WhatsApp, Facebook y Skype podría ser cooperar. Los rumores de compra de WhatsApp por parte de Facebook llevan meses circulando, y la colaboración entre Skype y Facebook es una realidad desde hace tiempo.

Pero Facebook se ha cansado de ser la agenda de todos: su reciente bloqueo de la función “Buscar amigos” para la app MessageMe parece anticipar el inicio de una ofensiva en el frente de la mensajería. Facebook Messenger es cada vez mejor aplicación, y su base de usuario es inmensa. Facebook podría luchar por su cuenta.

Error 500 en MessageMe

El error que daba MessageMe al intentar buscar contactos en Facebook (imagen de The Verge)

Skype, por otro lado, parece incapaz de satisfacer a sus usuarios. Microsoft no ha hecho ningún esfuerzo por disminuir la seriedad y pesadez de este teléfono virtual. De seguir así, Skype podría acabar fusionándose del todo con Lync y convertirse en una aplicación de chat para la empresa.

Por último, un protocolo de comunicaciones unificado podría ser otra manera de acabar con la Babel actual y, de paso, llevar la batalla a otro terreno: el de las características ofrecidas por cada aplicación en lugar del de ver quién tiene más contactos.

¿Será Babble el futuro rey del chat?

Con su inminente llegada, Babble ya asusta a sus futuros competidores. ¿Será acaso, junto con Google Keep, una de las aplicaciones estrella de Google Glass, ligando su éxito al de esta flamante pieza de hardware? Es difícil predecir cuál será el resultado. Lo que está claro es que estamos ante el comienzo de una nueva Guerra de la Mensajería.

¿Crees que Google Babble se hará con el mercado?

Cargando comentarios