Mantén Windows limpio con JetClean

Con el paso del tiempo, Windows se vuelve más lento, y al igual que sucede con un coche, Windows necesita mantenimiento.

Cuando hablamos de mantenimiento de Windows, muchos recomiendan CCleaner, un todo en uno para eliminar archivos innecesarios, desinstalar programas y, en definitiva, hacerle una puesta a punto al sistema.

Pero existen otras alternativas, algunas tan prometedoras como JetClean, que te permitirá con un par de clics dejar Windows en tan buena forma como el primer día.

JetClean es realmente fácil de usar. Al abrirlo por vez primera verás un botón: Scan Now. Haz clic en él y JetClean buscará cambios a realizar en Windows para limpiarlo y mejorar su funcionamiento.

En concreto, el análisis:
Optimiza el Registro de Windows. En resumen, elimina entradas obsoletas.
Elimina archivos temporales, logs, cachés y vacía la Papelera de reciclaje.
Elimina archivos temporales de aplicaciones, como Internet Explorer, Firefox, VLC, Windows Media Player o IZArc, por poner algunos ejemplos.
Borra atajos de Escritorio obsoletos.
Libera RAM.

El proceso requiere tiempo, pero el resultado de aplicar todos los procesos de limpieza es más que satisfactorio. Verás qué problemas ha encontrado y cuánto espacio en disco recuperarás al borrar archivos en desuso. Bastará con hacer clic en Repair para aplicar los cambios.

JetClean guarda más sorpresas, que encontrarás en la segunda pestaña del programa: Tools. En primer lugar, Información del sistema: Versión de Windows, procesador, tarjeta gráfica, memoria RAM, periféricos, y un sinfín de datos más que podrás exportar en formato HTML.

La segunda sorpresa es el desinstalador, ideal para quitarte de encima programas que no utilizas, barras de herramientas (toolbars) del navegador, actualizaciones de Windows y para ver qué programas instalaste recientemente y los programas que más ocupan en tu disco duro.

Otra ayuda que ofrece JetClean es la optimización del arranque. En realidad, tan sólo es la lista de procesos que se inician junto con Windows. Algunos no los utilizas realmente, así que quitándolos te aseguras de que Windows inicie más rápido.

Para terminar, JetClean tiene un desfragmentador de Registro, para compactarlo. El objetivo es que Windows acceda más rápido a él. Por otro lado, dispone de optimización de Internet, que consiste en retocar algunas configuraciones de Windows y de Internet Explorer: no esperes milagros, pero sí conseguirás cierta mejoría.

JetClean puede ser instalado también en una memoria USB, desde la subpestaña Portable dentro de Tools. Así lo llevarás siempre encima para limpiar el ordenador de tus amigos.

No hay que olvidar la tercera y última pestaña de JetClean: Settings. Ahí encontrarás el programador para que JetClean se ejecute sólo y la función Rescue para restaurar Windows y deshacer los cambios realizados durante la limpieza que te hayan ocasionado problemas.

En Automatic Clean puedes escoger qué funciones de limpieza aplicar y cuándo ocurrirá esto, si en una fecha y hora concretas o cuando tu equipo no esté haciendo nada de provecho.

En Rescue tendrás la oportunidad de crear un punto de restauración de Windows (Restore Point). Así, si algo sale mal durante el proceso de limpieza, podrás recuperar Windows tal y como estaba antes.

¿Conocías JetClean? ¿Qué métodos utilizas para hacerle una puesta a punto a Windows?

Cargando comentarios