Zyncro: descubre el P2W (Peer-to-Work)

Mengano y Fulano viven a cien kilómetros de distancia. Mengano quiere redactar el guión de una película junto a Fulano, así que le envía un documento de Word a través de correo electrónico. Empieza un intenso intercambio de correos, charlas en Messenger… cuando el guión parece estar listo, ambos quedan para darle los últimos retoques.

Pero ahí empiezan los problemas: cada uno trae versiones distintas, otras se han perdido y las que eran correctas están a cien kilómetros del bar donde han quedado. Si Mengano y Fulano hubiesen aprovechado las nuevas tecnologías para coordinar sus esfuerzos, ni siquiera tendrían que haberse desplazado.

Existen nuevas utilidades que combinan el intercambio de ficheros, las copias de seguridad incrementales y el chat para mejorar el trabajo en equipo. Dado el enfoque que tienen en el trabajo, esta nueva clase de herramientas podría denominarse P2W (Peer-to-Work). Zyncro, producto totalmente español, es una de ellas: echémosle un vistazo.

Invitar, compartir, comunicar

Para darte de alta en Zyncro, aún en fase beta, necesitarás la invitación de otro usuario. Una vez recibida, instalar el programa y entrar es cosa de un minuto. Verás un nuevo icono en la Bandeja de sistema, así como un acceso directo en el Escritorio que apunta a la carpeta de ficheros compartidos. He aquí la interfaz:

La interfaz de Zyncro

Mírala bien: ¿acaso no parece una fusión de varios programas? El panel de la izquierda parece sacado de Messenger, mientras que la pestaña a la derecha es más propia de una red social. El explorador de ficheros, en cambio, recuerda a los programas P2P.

Múltiples facetas para una aplicación -Zyncro- que aúna las acciones más frecuentes de quien trabaja en equipo, esto es, comunicar, compartir y coordinar. Pero, ¿cómo se usa Zyncro? Es más fácil de lo que imaginas. Ve a una carpeta cualquiera y abre el menú contextual de un fichero con un clic derecho:

Integración con el Explorador

Cualquier documento puede enviarse a un contacto o almacenarse en tu espacio remoto (Zyncro regala un gigabyte a cada usuario registrado). La opción para generar un enlace es útil para compartir ficheros en redes sociales (como Facebook o Twitter). Fíjate en el fichero de la derecha; tiene un pequeño icono verde añadido por Zyncro. Eso significa que está compartido en Zyncro.

Sincronizando ficheros con Zyncro

La integración con el Explorador va más allá. Cuando compartas un fichero y lo modifiques, la nueva versión se sincronizará con el servidor para que los contactos con los cuales compartas el documento puedan tener la versión más reciente directamente en su Escritorio. Zyncro trabaja en segundo plano para que los ficheros se mantengan al día en tiempo real.

Cambios recientes en Zyncro

Volvamos al programa. Las acciones efectuadas son visibles en la pestaña de cambios recientes, similar al flujo de eventos de Facebook o Twitter. Este diario de trabajo se complementa con un historial de invitaciones y transferencias, accesible desde el menú Opciones. Ahora bien, supongamos que deseas asegurarte de que un contacto revisará tu fichero al momento. El chat integrado es una buena opción:

El chat de Zyncro

Para cada contacto podrás ver qué ficheros compartís y comunicar si estuviera conectado. Aunque la función de chat sea muy tosca, cumple a la perfección su propósito, siendo una pieza fundamental en el flujo de trabajo sugerido por Zyncro.

Compartir al instante, comunicar, llevar un seguimiento de cambios… y esto es sólo el principio, pues lo más probable es que los desarrolladores añadan nuevas funciones al tiempo que mejoran las existentes.

¿Pando con corbata?

Cuando aparecieron los programas P2P, nadie dijo que se usarían exclusivamente para películas y música; su objetivo -bastante abstracto- era facilitar el intercambio de ficheros a través de Internet, fueran canciones MP3 o documentos PDF. Con el paso del tiempo, los programas P2P se adaptaron a los hábitos de sus usuarios, e incluso surgieron nuevas utilidades especializadas en contenidos audiovisuales.

Zyncro demuestra que el P2P no tiene porque restringirse al ocio. Cierto, tiene muchos detalles por pulir, pero su núcleo funciona perfectamente. Nos ha impresionado especialmente su forma de mantener sincronizadas las versiones de los ficheros entre varios equipos. Por otro lado, sus opciones son aún demasiado pocas como para satisfacer a todos los usuarios, especialmente a quienes comparten ficheros multimedia.

¿Qué opinas de Zyncro? ¿Conoces aplicaciones similares?

Cargando comentarios