5 motivos por los que los juegos Free to Play están de moda

Te bajas un nuevo juego gratis para tu teléfono. Lo juegas y pasas los primeros niveles sin problemas. Es divertido, maravilloso y las lágrimas de emoción corren por tus mejillas. Al rato, te das cuenta de que necesitas pagar para seguir jugando.

Quizá necesitas oro, monedas, diamantes, donuts, zanahorias o energía para avanzar en el juego más rápido y sin esperar, ¿te sientes estafado y frustrado? Pues será mejor que te vayas acostumbrando, porque la modalidad Free to Play (F2P) ha llegado para quedarse, tal y como diferentes desarrolladores de juegos nos confirmaron hace unos días en Gamelab, la feria internacional de los videojuegos y del ocio interactivo.

opłaty Angry Birds FriendsTienda de Angry Birds Friends

¿Qué son los juegos Free to Play?

Los juegos Free to Play se pueden descargar y jugar de forma totalmente gratuita, aunque en algún momento tendrás incentivos para pasar por caja: unas monedas que te permiten saltarte un nivel difícil, oro para tener habilidades especiales, diamantes para acabar la construcción al instante…

En el fondo, siempre puedes jugar sin pagar: tan sólo necesitarás tener más paciencia y quizá disfrutarás de una experiencia de juego más limitada.

Si recuerdas con nostalgia los juegos tradicionales (pago una vez y el juego es mío al completo y para siempre) tenemos malas noticias para tí: el modelo de negocio F2P se va a extender más y más. ¿Por qué?

1. Los desarrolladores necesitan pagar sus facturas

Probablemente la mayoría de los juegos Free to Play no tengan el mismo presupuesto que FIFA o Call of Duty, pero igualmente tienen detrás un equipo de diseñadores y desarrolladores que necesitan pagar sus facturas y cafés.

Aunque existen algunos proyectos altruistas, incluso en estos casos han de cubrir unos costes mínimos y, o salen de vender monedas y diamantes virtuales o tendrán que venir de otro sitio: molesta publicidad en el juego -que no es tan eficaz como el F2P- o hacer el juego de pago para todo el mundo.

2. La racanería de los jugadores

¿Qué juego probarás primero, el que es gratuito o el que vale 0,89€? Es parte de la naturaleza humana evitar rascarse el bolsillo salvo que sea estrictamente necesario, y la gran mayoría de la gente probará el juego Free to Play primero.

Si luego no te gusta, siempre lo puedes desinstalar sin perder nada y, si te gusta, quizá no te importe comprar monedas para acceder a más opciones, habilidades o stickers.

3. Lucha contra la piratería

En Android es relativamente fácil distribuir juegos y aplicaciones con simplemente pasar el archivo APK a otra persona. De nada sirve hacer una aplicación muy compleja y venderla a gran precio si luego la mayoría de la gente la descarga gratis desde la Red.

Muchas aplicaciones cuentan con sus propios sistemas de seguridad, pero la modalidad Free to Play significa que, aunque consigan la aplicación, seguirán necesitando pagar para acceder a las funciones adicionales (a no ser que tengan cheats, pero ese es otro tema…)

opłaty w Jetpack Joyride

Tienda de Jetpack Joyride

4. Con F2P los desarrolladores ganan más

Si un juego Free to Play te gusta, es posible que te gastes un buen dinero en él. ¿Cuántas veces te has comprado un juego y luego apenas lo has jugado porque no te gustó?

En Free to Play, puedes jugar gratuitamente tanto como quieras, y dependerá de ti si crees que merece la pena pagar por un ítem, mayor velocidad o unos niveles adicionales.

opłaty Dragon City

Tienda de Dragon City

5. El efecto “fidelización”

Además, una vez has hecho una primera “inversión” en zanahorias, oros o gemas mágicas, no abandonarás el juego fácilmente, y es probable que vuelvas y compres más, teniendo un efecto de fidelización.

Por ejemplo, imagina que tras usar LINE, te has gastado todos tus ahorros en comprar todos los stickers de pago. ¿No sería esta una buena razón para que siguieras usando esta app de mensajería en vez de otra como Whatsapp?

¿Qué opinas de los juegos Free to Play?

Cargando comentarios