Deja de perder el tiempo en las redes sociales y procrastina productivamente en 4 pasos

La redes sociales son una fuente inagotable de conocimiento y una forma de relacionarse, pero ante todo, son una enorme pérdida de tiempo. Extensiones como Facebook Runner te permiten saber cuánto tiempo pasas en ellas y en otras actividades superfluas. Seguro que tras instalarlas se te caerá la cara de vergüenza al comprobar todo el tiempo perdido mientras deberías estar trabajando o estudiando.

En un mundo ideal no deberías abrir Facebook, Instagram u otras apps sociales ni una sola vez mientras tienes obligaciones. De hecho, si echas un vistazo a Internet encontrarás infinidad de artículos con trucos para evitar usarlas. El tema es: ¿Acaso estamos en un mundo ideal? ¿En serio es necesario ser tan drástico con ellas? ¿No se puede procrastinar un poquito?

procrastinar

Pues claro que se puede, de hecho creo que procastrinar (es decir, aplazar una actividad importante para realizar otra menos relevante y más placentera) de vez en cuando no sólo no es malo, sino que es una manera de liberar el estrés y regresar a las obligaciones con más alegría. ¿Cómo? ¿Qué te estoy animando a usar Facebook y demás mientras trabajas cuando todos sabemos lo malo que es? Sí, ¡no pongas esa cara!

Todo consiste en tener unos mecanismos de autocontrol, en seguir unos sencillos pasos para que, dentro de lo que cabe y teniendo en cuenta de que no estás haciendo lo que deberías, aproveches al máximo el tiempo que (mal)gastas en las redes sociales y disfrutes de lo que yo llamo “procrastinación de calidad”.

Paso 1: Mantén el móvil a una distancia prudencial

Una encuesta que realizó Connected Life estima que, de media, pasamos unas 3 horas al día mirando el smartphone y la tablet. ¿Cuántas de estas horas son horas provechosas? Una manera fácil de saberlo es instalando una app que monitorice tus hábitos, como Quality Time para Android o Moment para iOS… Igual el resultado te asusta, pero no te alarmes.

Sacarse este hábito en las horas de trabajo o estudio es complicado, pero hay maneras, como que, en tus horas laborales, tu teléfono sólo te avise de lo realmente importante. Para ello los smartphones cuentan con modos que, siendo menos drásticos que el mítico “Modo avión”, evitan que desbloquees el teléfono a la mínima de cambio.

Tanto en Android como iOS tu modo estrella será el “No molestar”. Este modo se encuentra bajo el menú Ajustes > No molestar. Dentro de él podrás configurar diferentes aspectos. Por ejemplo, puedes activarlo al instante o determinar en qué horas debe estar activo. Además, puedes decidir qué llamadas quieres que suenen (ideal si esperas una llamada importante de determinado contacto).

no-molestar

Si no estás viendo esta opción en tu móvil (sobre todo en Android) mira que no se encuentre dentro de la opción Sonido, ya que según la versión del sistema operativo está en un lugar u otro.

Si quieres un extra de control hay apps muy útiles que refuerzan el modo “No molestar”. ¡Silencio, no molesten!, para Android, permite nuevas capas de configuración.

Paso 2: ¡Limpia sin compasión!

Ahora que ya te has liberado del yugo de estar constantemente mirando tu teléfono ya has eliminado parte del problema, pero no de todo: igual Instagram o Snapchat quedan fuera de la ecuación, pero no Facebook. Si tienes un trabajo de oficina o estudias con un PC seguro que está abierto en una ventanita de tu navegador, ¿me equivoco?

La idea no es que digas adiós a FB en tus horas laborales, sino que lo uses con cabeza (ejem, y no a todas horas, ¡claro!).

Para que este “método” te funcione lo primero que debes hacer es no tener miramientos. Revisa tu lista de amigos: ¿de verdad te interesa lo que publican las 667 personas que tienes agregadas? Piensa que mucha gente está perdiendo el tiempo como tú hacías hasta ahora, así que es probable que sea entre poco y nada interesante lo que digan.

Illustration by Jennifer Daniel for Sunday Styles section 05/30/2010
Fuente imagen:  Jennifer Daniel para Sunday Styles (30/05/2010)

 

Hoy en día está muy de moda aprender a desechar objetos materiales, pero tampoco deberíamos tener miedo a eliminar relaciones que poco nos aportan más allá del ruido. Borra sin miramientos a todos esos amigos de amigos y a esas personas que sólo sigues por compromiso. Una forma rápida de saber quiénes son tus amigos de verdad es siguiendo las “pistas” que te da el propio Facebook. Haz clic aquí para leer este artículo donde te revelo estas claves.

Es incluso más importante que dejes de ser “fan” de muchas páginas. Seguro que en un momento dado diste “like” a determinada página porque te hacía gracia o porque te invitó un conocido, pero es muy posible que ya la hayas olvidado y que ahora no sea de tu interés. Así pues, revisa periódicamente todos tus likes y con la opción “Revisa las páginas que te han gustado” selecciona de un plumazo todo aquello que ya no te sean relevante. Mientras hacía este artículo borré del tirón mi pertenencia a 40 páginas mientras pensaba “¿en qué maldito momento de mi vida le di ‘me gusta’ a esto?”.

paginas que te gustan

Paso 3: ¡Despídete del ruido!

Vale, supongamos que ya has hecho limpieza de amigos y de páginas. Haciendo esto ya has eliminado el ruido más incómodo, pero una procrastinación sana pasa también por tener una sección de noticias sana. Ya sabes, la página principal de Facebook o “News Feed” es el lugar donde se acumulan las interacciones que realizan tus amigos y las páginas que sigues.

preferencias-fb

Editando las preferencias de la sección Últimas Noticias puedes tener un control total de lo que ves y dejas de ver. Lo admito, hay amigos a los que quiero muchísimo pero a los que no entiendo: ¡siempre se quejan de que no tienen tiempo de nada y siempre los veo publicando en Facebook! Esta clase de amistades son las primeras que deberías ocultar de tus noticias, sin acritud, ¡son unos pesados!

preferencias-noticias

Puedes ocultar a estos amigos de tu News Feed desde las preferencias o simplemente clicando en la flechita que hay en la esquina superior derecha de cualquiera de sus posts: esto te ofrece varias opciones para ver menos posts del contacto o la página en cuestión.

ocultar

¿Quieres ver cosas que realmente te importan? Entonces, también dentro de las preferencias de “Últimas noticias” usa la opción de “Priorizar a quién ver primero” para que Facebook te muestre sus posts antes de los de nadie. Ojo, no trampees con esta opción y te hagas mostrar siempre en primer lugar memes o páginas humorísticas. A todos nos gusta reír, pero no hay nada que mate más la productividad que empezar a ver un álbum de fotos con memes: son como aquellas famosas patatas, “cuando haces pop, ya no hay stop”.

Otra práctica recomendable es desactivar el chat de Facebook. Muchos amigos, si te ven conectado con el pilotito verde, seguro que te escriben… ¡son expertos en la procrastrinación improductiva! Para ello, en la esquina inferior derecha de la pantalla haz clic en la ruedecita y en “Desactivar el chat”. Los mensajes seguirán llegando, pero sólo serán accesibles en tu bandeja de entrada o si usas Facebook Messenger desde el teléfono móvil.

Fíjate que durante todo este rato no he hablado de juegos. Aunque los juegos de Facebook ya no viven la popularidad de antaño (admite que tú también te estresabas cuando se te pudrían las cosechas en Farmville) no podemos obviar que aún existen y que se engloban en la jugosa sección Gameroom. ¡Huye de ellos! Juega solo en tus ratos libres, jamás en esos tiempos muertos en medio de una tarea, caerás en un pozo muy oscuro del que no te sacaría ni el más experimentado bombero. Créeme, que sé de lo que hablo.

gameroom

Paso 4: Vale, ¿y ahora qué hago? Pues empezar a disfrutar

Los pasos que te he detallado anteriormente te habrán quitado algo de tiempo, pero si los has realizado bien (y sin dejarte llevar por la nostalgia y la pena) te evitarán disgustos en el futuro. Y es que aquí es donde quería llegar: ahora tienes un Facebook más limpio y liviano que te permitirá concentrarte en lo verdaderamente importante… ¡Felicidades, estás más cerca del nirvana facebookístico!

Ahora que has solucionado parte del problema de lo que se trata es de usar Facebook concienzudamente, haciendo que el rato que pases en él sea, dentro de lo que cabe, constructivo. A continuación te doy ideas de actividades sanas que puedes hacer en esta red social.

  • Busca las páginas de medios de comunicación afines a tus ideas y síguelas. Estarás más al día de la actualidad. Aclaro lo de “afines”: si tienes una tendencia política no te hagas fan de páginas de una tendencia muy opuesta, los debates en forma de comentarios que se pueden generar en las noticias siempre acaban con batallas campales con muchos heridos. Si aún y así te cruzas con algún troll no lo alimentes. Ya sabes lo que dicen: “No intentes competir con un estúpido, te ganará por experiencia”.
  • Busca y sigue páginas divulgativas, sin darte cuenta aprenderás cosas nuevas. Ciencia, historia, literatura… Lo mejor para encontrar páginas interesantes es dedicar un tiempo en poner en el buscador de Facebook el ramo que buscas, darte una vuelta por los primeros resultados, entrar en sus páginas y hacer un escaneo rápido de lo que tienen.. ¿Te gusta? ¡Síguelas!

ciencia

  • Busca algún grupo de Facebook de tu especialidad laboral o estudiantil. Facebook está lleno de muy buenos grupos en lengua hispana sobre cualquier rama. En estos grupos la gente suele compartir enlaces de tu interés, hacer consultas o incluso bromear sobre aspectos de su profesión. Dedicar un rato al día a responder dudas sobre tu profesión o tu carrera te hará sentir mejor y también estarás aprendiendo.

Por cierto, de los grupos también se reciben notificaciones y aparecen en la sección Noticias, así que una vez que estés dentro de uno usa las opciones de configuración para poner, por ejemplo, que sólo se te avise de lo más importante y no de toooooodo lo que escriban en él. Ah, y no te unas a cualquier grupo que veas… A uno por temática, basta.

students

  • Cuando veas contenidos divertidos guárdalos para más tarde. Si acabas de ver en tu News Feed algo chulo pero crees que no te aportará demasiado más allá de unas risas, haz clic en el icono de la flechita para guardarlo para más tarde. Así, cuando tengas tiempo libre podrás acceder a la opción de tus elementos guardados.

guardar-enlace

  • Las ofertas, promociones, etc… Guárdalas también para más tarde: ¿acabas de ver una oferta espectacular o un cupón increíble en la página de una marca que sigues? Está feo liarse a comprar en horas de trabajo, así que guárdate la oferta para consultarla más tarde.
  • Evita la publicidad no relevante. Facebook cuenta con una opción en la que puedes configurar qué tipo de anuncios te muestra. Haz clic aquí, en este artículo te explico cómo configurarla fácilmente.

Una sugerencia final: que te invite a usar Facebook en horas de trabajo no significa que la pestaña deba estar activa constantemente en tu navegador. ¿Qué tal si la abres en determinadas horas, cuando tienes los niveles de productividad más bajos? Cuándo y cuántas veces al día ya lo dejo a tu elección.

Cargando comentarios