Skype cumple 10 años: historia del programa de llamadas más famoso

Skype es un excelente programa de comunicación cuya función estrella son las videollamadas. Está disponible para básicamente cualquier dispositivo con conexión a Internet y cuenta con más de 300 millones de usuarios conectados al mes.

En los últimos años Skype llegó a los titulares por dos motivos: su compra por parte de Microsoft por 8.500 millones de dólares y la sustitución de Messenger por parte de Skype. Hoy lo hace por un motivo bastante más trivial: ¡es su décimo cumpleaños!

Los comienzos de Skype

Los orígenes de Skype se remontan 10 años atrás, en Estonia, siendo desarrollado por los mismos creadores de KaZaa, el famoso programa de descarga P2P. Esta misma tecnología es aprovechada para las llamadas de voz, e incluso es el origen del nombre del programa: Skype es una abreviación de Sky Peer to Peer.

Los fundadores de Skype: Janus Friis (danés) y Niklas Zennström (sueco)

Por aquel entonces, la primera beta de Skype era una aplicación capaz de realizar llamadas de voz de PC a PC y poco más, cuyo logotipo era de color morado.

Skype 0.9 BetaA partir de entonces, Skype introdujo las llamadas a teléfonos fijos -previo pago- mientras intentaba encontrar el color apropiado que lo identificara. Las sucesivas versiones fueron variando su color corporativo hasta al fin encontrar el azul por el que se le conoce hoy en día.

Ventana de instalación de Skype 0.90 Beta, 0.97, 1.0 y 1.4, con distintos colores

Y entonces llegó el vídeo

La versión 2.0, liberada por primera vez en version beta a finales de 2005, aspiraba a revolucionar las llamadas en Internet de nuevo: introducía por primera vez las videollamadas y un nuevo diseño en la interfaz más simplificado.

Esta versión es ya muy parecida a Skype tal y como lo conocemos hoy en día.

Permitía llamadas de voz y vídeo, mensajes instantáneos con emoticonos animados, envío de archivos, conversaciones grupales (de chat), envío de SMS, registro de conversaciones, avatares personalizados…

Compra por eBay

En Septiembre de 2005, eBay compra Skype por 2.500 millones de dólares. Los fundadores de Skype se concentrarían entonces en un servicio de vídeo en streaming llamado Joost, un servicio sin demasiado éxito que en la actualidad se encuentra literalmente pausado.

Durante los siguientes años se sucedieron las versiones, mientras los resultados económicos de la compañía no acababan de despegar. La compañía acumulaba pérdidas multimillonarias y eBay declaró que había sobrevalorado a Skype.

Skype se vuelve más social

Las versiones de Skype 3.1 y sucesivas volvieron la aplicación más social. Ya no era cuestión de llamar a tus familiares, sino conectar con gente nueva a través de la red.

Primero se introdujeron los Skypecasts, en mayo de 2006. Era un servicio con el cual se podían crear conversaciones de voz con hasta cien participantes. Funcionaba igual que una sala de chat, con un anfitrión que podía controlar quién podía hablar.

El servicio estaría activo hasta septiembre de 2008, cuando Skype decide cerrarlo definitivamente por no mantener el estándar de calidad mínimo esperado.

Otras funciones sociales fueron Skype Find y el directorio de usuarios. Skype Find, más tarde llamado directorio de empresas, era un directorio de empresas mantenido por la comunidad de usuarios de Skype. Podías buscar el teléfono de una hamburguesería y llamar desde Skype. Estuvo activo hasta Skype 5.2.

Por su parte, el directorio de usuarios permitía buscar personas con las que hablar de una forma bastante más abierta a como lo hace hoy en día: podías buscar usuarios según su edad, región, sexo e idioma.

La versión 3.0 de Skype ya tenía prácticamente todo lo que conocemos de Skype, incluyendo los extras: pequeños plug-ins que añaden funciones y juegos.

Foco en las videollamadas

A principio de 2008, la tensión entre el equipo directivo de eBay y el de Skype llevaron a una tumultuosa sucesión de presidentes que culminó con la salida de la empresa de los dos fundadores.

Josh Silverman tomó el relevo en febrero y puso el principal foco de la compañía en las videollamadas. El resultado: muchas de las funciones de versiones anteriores fueron descontinuadas (Skypecast, SkypeFind…) mientras que la versión 4.0 de Skype permitía hacer videollamadas en HD (720p)

Ventana principal de Skype 4.0, muy similar a las versiones actuales del programa

En 2009, Skype 4.1 incluía también la posibilidad de compartir la pantalla y se asociaba con Boingo para ofrecer conexión a Internet WiFi mediante sus puntos de acceso (servicio de pago), que más tarde se renombraría a Skype Access y Skype WiFi.

Skype Access en Skype 4.1 para Windows

Expansión a todos los dispositivos

En 2010 las versiones de Windows, Mac y Linux de Skype ya estaban muy maduras: era el momento de saltar a otras plataformas.

Primero fue Android, y después iPhone y iPad. Estas primeras versiones sólo permitían las llamadas de voz (en algunos casos, únicamente con WiFi y no con 3G). Habría que esperar hasta diciembre de 2010 para tener videollamadas en iPhone y a junio de 2011 para tenerlas en Android.

Videollamada en una tablet Android

Esta expansión no acabó ahí: Skype es una de las aplicaciones que más se ha extendido a distintas plataformas: está disponible en PC, Mac, Linux, televisores inteligentes, teléfonos de Skype y videoconsolas.

Microsoft compra Skype

En mayo de 2011, Microsoft compra Skype por 8.500 millones de dólares. Por aquel entonces, la versión estable de Skype para Windows era 5.3, con integración de Facebook y videollamadas grupales.

Así lucía Skype cuando Microsoft lo compró (Skype 5.3)

Las llamadas grupales y otras funciones quedan incluidas dentro de un paquete de subscripción mensual llamado Skype Premium. Con un pago de unos 4€ al mes tienes acceso a videollamadas y pantalla compartida en llamadas grupales, llamadas ilimitadas a un país y una interfaz sin publicidad.

Skype sustituye a Messenger

La noticia llegaba en noviembre de 2012: Messenger desaparecería y Skype sería el único sistema de mensajería de Microsoft (con permiso de Microsoft Lync).

Desde entonces Skype ha evolucionado -lentamente, todo sea dicho- para cubrir ese hueco y reemplazar al otrora famoso programa de mensajería. El primer cambio era obvio: permitir el inicio de sesión con la cuenta Microsoft. El segundo, también: la inclusión de la Barra de Bing en el instalador.

Barra de Bing en el instalador de Skype

Desde entonces, Skype ha ido lentamente adaptándose un poco al estilo de Microsoft. Lo primero: aplanar la interfaz y perder el relieve de su icono para que estuviera acorde a Windows 8.

La versión más actual de Skype a día de hoy es 6.6 y, aunque no logra reemplazar por completo a Messenger, con algo de paciencia se convierte en un programa de mensajería eficiente y polivalente (redes de Skype, Facebook y Messenger).

¡Feliz cumpleaños, Skype!

Cargando comentarios